Salmonera Nova Austral planea apertura de piscicultura de US$ 30 millones a fin de año en Chile

El CEO de la firma planteó la necesidad de cuidar las condiciones ambientales y sanitarias de Magallanes. Advirtió que no es positivo que lleguen otras salmoneras a la región austral.

La salmonera Nova Austral, de los fondos de inversión extranjeros Altor Fund III y Bain Capital, se ha posicionado como una compañía atípica en el rubro. A diferencia de las principales empresas, situadas principalmente en Los Lagos y Aysén, la operación de Nova Austral se concentra solo en Magallanes. Allí producen en torno a 30 mil toneladas de salmones.

Su gerente general, Nicos Nicolaides, destacó que para fines de este año buscarán abrir una piscicultura de última tecnología que están instalando en Porvenir. La inversión, de más de US$ 30 millones, ayudará a reducir el riesgo del contagio de sus smolts (hoy se trasladan desde La Araucanía y Los Lagos) y tendrán la posibilidad de vender el excedente de peces.

El CEO subrayó otro de los aspectos que diferencian a la firma del resto. “Nova Austral es la única en Chile que no usa antibióticos desde enero de 2015”, dijo. Para lograr esa meta -que se ha transformado en un anhelo para la salmonicultura- explicó que se realizó un trabajo con vacunas para reducir la prevalencia del BKD, una enfermedad muy presente en Magallanes. “Cuando al salmón le entregas herramientas, se defiende sin necesidad de antibióticos”, indicó. También valoró que sus prácticas hayan sido distinguidas por organismos internacionales. Por ejemplo, el 100% de sus peces tiene la certificación del Consejo de Gestión de Acuicultura (ASC, por sus siglas en inglés), diseñado por la ONG WWF.

Este tipo de prácticas y certificaciones han generado beneficios comerciales para Nova Austral. De hecho, Nicolaides detalló que son la única firma nacional que vende sus productos en Suecia y están intentando llegar a Inglaterra, donde está prohibido el salmón chileno. Entre sus destinos relevantes están Rusia, Europa Occidental, algunos países asiáticos y Estados Unidos, mercado al que llegan bajo su marca Sixty South. Además, las certificaciones han ayudado a elevar su precio en los mercados externos. “El precio es otro, porque accedes a un mercado de la sustentabilidad que no todos pueden lograr”, afirmó el gerente general. Añadió que “lo que tratamos de hacer es vender nuestro salmón al mismo precio que comercializan los noruegos, es decir, un valor más alto que el producto local”.

Preservar Magallanes

Nicolaides valoró las condiciones ambientales y sanitarias que existen en Magallanes, donde no hay cáligus (piojo de mar) ni SRS, enfermedad propia del salmón local y muy costosa. En ese contexto, pidió mantener el trabajo con las autoridades para preservar los estándares actuales. Ante la llegada de Blumar y Multiexport a la zona, el CEO las calificó de “buenas empresas” y valoró que estén comprometidas con el sector. Respecto a la preservación de Magallanes, afirmó que “los que ya estamos no queremos que lleguen más firmas. Y los que no están quieren llegar por sus óptimas condiciones. Ahí soy claro en decir que no pueden llegar más empresas, porque será malo para ellos y para nosotros”. Indicó que el riesgo es alto para Nova Austral. “Si hay una crisis en Magallanes, Nova Austral desaparece, pero el resto puede operar en otras regiones”, dijo.
Fuente: http://www.economiaynegocios.cl/noticias/noticias.asp?id=437129

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *