La acuicultura confía en incorporar en breve la seriola a sus especies de crianza

Comparte este articulo...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
0Pin on Pinterest
Pinterest
0Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Un plan nacional tratará de resolver los problemas de nutrición y salud en su cultivo.

Hace tiempo que la reproducción de la seriola o pez limón en cautividad figura con un tic verde en la relación de tareas realizadas por la ciencia. También están desentrañados otros secretos de su biología esenciales para poder cultivarla. No obstante, persisten algunos problemas pendientes de resolver para poder criarla en cautividad.

Escollos relativos a la nutrición y a la salud que, por ahora, constituyen el principal freno a que esta especie comercialmente poco conocida fuera de Murcia, otros puntos de Levante y Canarias, dé el salto a la explotación industrial. Esas barreras son las que se intentan salvar ahora con el proyecto Diversificación de la Acuicultura Española mediante la Optimización del Cultivo de Seriola, un trabajo de investigación -equivalente a los antiguos planes nacionales de acuicultura Jacumar- orientado a que la Seriola dumerili, deje el estatus de especie prometedora para pasar a integrar definitivamente el catálogo de especies de crianza de la acuicultura española.

La Asociación Empresarial de Acuicultura de España (Apromar) confía en que esa mutación se produzca en breve. Dependerá «del resultado del programa». Javier Ojeda, gerente de la patronal, señala que, junto con la corvina y la cherna, fue una de las candidatas estelares a ampliar la relación de especies de crianza. Fue seleccionada, con las anteriores, en esa especie de cazatalentos acuícola que fue el programa europeo Diversify.

Esa iniciativa abrió el camino que, de tener un final feliz, remataría con la instalación de viveros en el mar para el cultivo comercial de la seriola. Entre los planes nacionalesPara tratar de remover los obstáculos, los investigadores contarán con un presupuesto de 797.000 euros, financiados por el Ministerio de Agricultura y Pesca y el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP) a través de los Planes Nacionales de Acuicultura.

El peso del programa lo llevará el grupo de investigación en acuicultura de la Universidad de Las Palmas, aunque hay participación gallega. La del Instituto de Acuicultura de la Universidade de Santiago de Compostela, que, junto con el Centro de Investigación andaluz de El Toruño, completa la nómina de entidades científicas involucradas. Con todas ellas colaborará Apromar. Rama sanitariaEl grupo compostelano se encargará del apartado de salud, dedicándose a investigar sobre las patologías ya existentes o emergentes que pueden poner en riesgo el cultivo de la seriola, al tiempo que tratarán de desarrollar protocolos que minimicen su efecto o que potencien la producción.

La seriola, también denominado medregal, es un pez pelágico, carnívoro, que puede alcanzar los 80 kilos de peso y los 1,90 metros de largo. Por sus características, despierta un gran interés en acuicultura, pues a la buena calidad de su carne -similar a la del pez espada- se suma la velocidad de crecimiento, mayor que la de la lubina, la dorada y la del rodaballo. La producción acuícola es muy escasa y la pesca extractiva, en el Mediterráneo y el mar Negro principalmente, es hoy en día la fuente de este pescado en los mercados.
Fuente: https://www.lavozdegalicia.es/noticia/maritima/2018/02/02/acuicultura-confia-incorporar-breve-seriola-especies-crianza/0003_201802G2P31991.htm

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *