Prueban en la UGR el potencial biotecnológico de las microbiotas en España

Estos microorganismos se encuentran presentes en animales marinos como pepinos de mar

Una de las necesidades actuales que presenta la microbiología es el diseño de nuevos antimicrobianos para combatir la resistencia cada vez mayor de patógenos ante los antibióticos que conocemos. Un trabajo de la Universidad de Granada arroja algo más de luz sobre la cuestión al revelar el importante potencial biotecnológico de las microbiotas, una serie de microorganismos que se encuentran presentes en animales marinos como anémonas o pepinos de mar.

Esta investigación es el trabajo de fin de máster de Elizabeth León-Palmero, alumna de Investigación y Avances en Microbiología de la Escuela Internacional de Posgrado de la UGR, y parte del proyecto de Acuicultura Multitrófica Integrada sobre diversificación en los recursos marinos, conservación ambiental y bioprospección tecnológica, concedido por el Campus de Excelencia Internacional BioTic de Granada y realizado con la colaboración de las empresas iMare Natural SL y Xtrem Biotech SL, ambas spin-off de la UGR.

Con su trabajo, León-Palmero ha probado la efectividad de las microbiotas frente a bacterias y hongos patógenos así como en el diseño de nuevos antimicrobianos y frente a infecciones en agricultura y acuicultura. Para ello se han estudiado estos microorganismos gracias a muestras de tentáculos y cavidades gástricas de las anémonas y líquido celómico, intestinos y heces de pepinos de mar, todas facilitadas por iMare Natural. Gracias a Xtrem Biotech desarrollaron screenings, una técnica para probar la capacidad anmicrobiana de las bacterias, ante siete importantes hongos patógenos en agricultura como el hongo Botrytis cinérea que produce la pobredumbre gris en la vida, con pérdidas millonarias, o el Verticillium dalhilae que provoca la verticilosis del olivo, muy presente en Andalucía.

Los investigadores aislaron casi 900 cepas bacterianas en cultivo puro y aplicaron varias rondas de screening para probar su resistencia ante bacterias patógenas humanas, de plantas, de peces y de otras especies propias de la acuicultura como los vibrios, causantes de la problemática vibriosis. El resultado fue un gran número de bacterias con probada capacidad antimicrobiana. La eficiencia de los screenings fue tal que se realizaron tres rondas para seleccionar sólo a las mejores, luego identificadas taxonómicamente con la secuenciación de sus genes. Las más prometedoras procedieron de las heces de pepinos de mar.

Pese a que este trabajo demuestra a ciencia cierta el potencial biotecnológico de las microbiotas, se advierte que su uso y comercialización todavía quedan muy lejos. Podrían suponer una solución sostenible en agricultura y acuicultura a modo de pesticida biológico. La investigación también determinó una diversidad de miles de microorganismos simbiontes en los invertebrados marinos, a través de secuenciación masiva, aunque apenas fueron escasas las bacterias con potencial antimicrobiano entre el conjunto.
Fuente: http://www.ideal.es/sociedad/ciencia/prueban-potencial-biotecnologico-20180625120636-nt.html

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *