El atún rojo se resiste a engordar en piscifactoría

Comparte este articulo...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
0Pin on Pinterest
Pinterest
0Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

La gaditana Futuna Blue, única en el mundo que ha logrado reproducir alevines en tierra, ha atraído a la multinacional Everis como socio inversor

La temporada de pesca del atún rojo ha terminado hace escasos días en las almadrabas gaditanas, dos meses frenéticos en Barbate, Conil, Zahara de los Atunes y Tarifa, en los que se han capturado 6.000 ejemplares, uno de ellos de premio: 344 kilos.

Una empresa de El Puerto de Santa María, Futuna Blue, nació en 2007 con el objetivo de conseguir la reproducción artificial en tierra de este preciado pez, que cotiza al alza en los chiringuitos de la playa. «A un nivel de Investigación y Desarrollo somos pioneros en el mundo: no hay otra empresa que haya logrado reproducir alevines de atún rojo en cautividad. Es un proceso de alta complejidad y muy costoso», explica el gerente de la firma, Miguel Llerena.

Sin embargo, hasta ahora, no existen instalaciones que tengan capacidad técnica para completar el ciclo y culminar la fase de engorde. «Hoy por hoy, ninguna granja acuícola está preparada para recibir nuestros atunes alevines de 20 gramos y llevarlos a un tamaño comercial de 40 o 50 kilos. Para tener atún rojo de piscifactoría hay que esperar todavía unos años», señala el empresario.

Futuna ha conseguido 1,2 millones de euros para impulsar la producción de pez limón y lenguado
Futuna Blue mantiene vivo este proyecto, pero, entre tanto, ha conseguido sacar adelante otros peces también difíciles, pero muy rentables. En su capital hay socios extranjeros, de Panamá y Nueva Zelanda, y una participación pública de la Junta de Andalucía, que controla en torno al 15% del capital a través de Invercaria. Su proyecto ha cogido impulso con la entrada de un nuevo socio inversor de peso internacional, Grupo Everis, cuyo fondo FiTalent. enfocado a proyectos innovadores, acaba de inyectar 1,2 millones de euros en la empresa gaditana, una ampliación de capital que le permite controlar el 40%.

Esta inversión está destinada a impulsar la producción de pez limón y lenguado, dos especies también muy cotizadas en la acuicultura. «El mercado ya tiene normalizado comprar doradas o lubinas; nosotros no nos dedicamos a estos peces que hacen otras empresas como algo normal, sino solo a especies donde hay mucha innovación y desarrollo», recalca Llerena.

Futuna Blue produce los alevines y vende los peces pequeños a otras compañías que hacen el siguiente trabajo de engordarlos y llevarlos a escala comercial. Sus clientes son empresas acuícolas de todo el Mediterráneo, desde Grecia hasta Murcia, el Mar Rojo y el Atlántico, de Madeira, a Azores, Marruecos o Arabia Saudí.

«Nuestras instalaciones nos permiten hacer este tipo de peces que otros no pueden. Es nuestra gran diferencia. A la larga, muchos podrán hacer pez limón, pero hoy día somos los únicos; y en cuanto al lenguado, solo tres empresas en Europa saben producirlo en tierra», explica el gerente. Futuna ha patentado un sistema de alimento natural para las larvas similar a lo que comen en el mar, una «leche materna que los mantiene vivos».
Fuente: http://sevilla.abc.es/economia/sevi-atun-rojo-resiste-engordar-piscifactoria-201807010854_noticia.html

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *