Nuevo estudio en Escocia analizará factores hormonales y ambientales en ostras para optimizar las condiciones de su cultivo

Comparte este articulo...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
0Pin on Pinterest
Pinterest
0Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Comprender cómo las ostras responden a las condiciones medioambientales durante la reproducción podría aumentar la productividad en los criaderos y también mejorar el éxito de las medidas de conservación.  Con esto en mente, la investigadora del Scottish Association For Marine Sciencia (SAMS) Mairi Cowan pasará los próximos tres años trabajando en el proyecto Neuroshell, financiado con 337.400 € por una beca UE 2020  Marie Curie.

Escrito por: redacción / Ipac.com

El objetivo de dicho proyecto es avanzar en el conocimiento y adquirir experiencia en la investigación de moluscos mediante la investigación del control ambiental, neuroendocrino y endocrino de etapas clave en el cultivo de ostra europea (Ostrea edulis), utilizando un enfoque rítmico (temperatura y luz).

Y es que la rápida expansión mundial de la acuicultura de bivalvos marinos ha llevado a una creciente demanda de producción de semillas de criadero. Sin embargo, el aumento de la producción se ha visto obstaculizado por la falta de sincronía fisiológica de los individuos, lo que crea problemas con la reproducción y la metamorfosis.

Actualmente Cowan está estudiando cómo la temperatura y la luz afectan a las hormonas de las ostras, y a través de muestras de tejidos nerviosos y reproductivos durante el período de acondicionamiento y desove trata de identificar aquellas hormonas que están inmersas en la mediación de los efectos ambientales sobre la reproducción.

 “Los factores ambientales están controlando la estacionalidad de la reproducción en las ostras a través de mecanismos de control hormonal, pero no está claro exactamente cuáles están involucrados en esta transducción”, explica la investigadora.  

Las ostras, recuerda, integran una mezcla de señales del entorno natural, que puede ser difícil de recrear en un entorno en condiciones controladas como las de un criadero. Y esto, añade, “puede conducir a problemas en la sincronización de los adultos en desove y la metamorfosis de las larvas”.

“En lo esencial, si puedes comprender los mecanismos de control hormonal de la reproducción y cómo se ven afectados por los factores ambientales, se puede adaptar las condiciones de cultivo para optimizar el éxito reproductivo en un criadero. Esta información se puede utilizar, no solo para aumentar la producción, sino que también apoya la conservación de la especie “, remarca la investigadora del Scottish Association For Marine Sciencia.

Fuente:
http://www.ipacuicultura.com/noticias/en_portada/76294/sams_estudiara_los_factores_hormonales_y_ambientales_en_ostras_para_optimizar_las_condiciones_del_cultivo_en_criaderos_.html

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat