¿Conocemos verdaderamente al consumidor mexicano de pescados y mariscos?

Impactos: 6

Por: Alejandro Godoy*

Los hábitos del consumidor mexicano son un verdadero enigma. En México tanto el gobierno federal y organizaciones no gubernamentales han realizado estudios de hábitos del consumidor con el objetivo de entender sus preferencias; como consultor he participado directa o indirectamente en la realización o análisis de estos estudios, sobre lo que les compartiré en esta columna.

En 2003 durante los inicios de COMEPESCA, se buscaba realizar campañas de consumo, en las que participé como coordinador, después en 2006 se realizó el primer estudio de consumo con una base de 620 entrevistas aplicadas en 2 sesiones, con un total de 1,200 encuestados cara a cara a nivel nacional con énfasis en Guadalajara y CDMX. Este estudio lo realizó Ipsos Bimsa, empresa con 45 años de trayectoria. En 2008 CONAPESCA realizó el primer estudio público de hábitos del consumidor con encuestas cara a cara de 1,800 personas. De igual forma lo realizó la empresa Ipsos Bimsa.

En 2015 CONAPESCA realiza un estudio para ver el avance o evolución del consumidor a través de la agencia Esfera Social SC, con experiencia de 13 años, sin embargo he de mencionar que ni su página web, ni Facebook expresan esa experiencia.

Más recientemente, en 2020, se realizó la Encuesta Nacional de Hábitos del Consumo de Pescados y Mariscos. Cabe aclarar que el documento aclara que “No es un estudio de consumo de la población total mexicana. Los resultados son un reflejo de las respuestas por ciudadanos que sí consumen pescados y mariscos en el país”. Esta encuesta o estudio tiene una base de 863 encuestas llenadas por correo electrónico y redes sociales. Elaborada por el Centro de Investigación y Desarrollo Costero CIDECO, CONAPESCA y Pesca con valor.

Aunque es difícil homogenizar los resultados, busqué la manera de identificar puntos similares para evidenciar alguna evolución en el consumidor mexicano, obteniendo los siguientes resultados:

Frecuencia de consumo

Se refiere a las veces o días a la semana que el consumidor come pescado y mariscos. El negocio de la industria de alimentos consiste en la repetición, por eso considero esta característica la más importante en la evolución del consumidor.

Como podemos observar en la Tabla 1 anteriormente en 2006, el consumo de 1 a 4 veces al mes lo representa el 53% de los encuestados. En 2008, el consumo de 1 a 4 veces al mes en pescado representaba un 59% y mariscos un 53%.

En 2015, de 1 a 4 veces al mes pescado 73% y mariscos 67%. En 2020 los resultados son un poco generales debido a que mencionan que 2-3 veces por semana lo que significa 4-6 veces al mes pescado y 1-2 veces por semana que significa de 2-4 veces al mes.

Como conclusión en este apartado, puedo aportar que el consumidor ha incrementado las veces que consume pescado y marisco de manera paulatina y lo podemos observar en la evolución de estos 4 estudios. Esto se debe a una serie de factores que generan los gustos y preferencias que más adelante las menciono a detalle.

Lugar de compra

Se refiere a dónde o en qué lugar físico se compran los pescados y mariscos. Esta es una característica de suma importancia, debido a que dicta la afluencia de los canales de distribución. El desarrollo de estos puntos de venta repercute en gran medida en la compra.

Como podemos observar en la Tabla 2 en 2006 los Mercados populares resultaron en primer lugar de compra, los autoservicios o supermercados como segundo lugar y los tianguis en tercer lugar. Por su parte en 2008 los mercados populares se identificaron en primer lugar de compra, los autoservicios o supermercados en segundo lugar, los tianguis en tercer lugar y las pescaderías en cuarto lugar.

En 2015 mercados públicos en primer lugar, autoservicios o supermercados en segundo lugar, pescaderías en tercero, central de abastos en cuarto y tianguis en quinto lugar. En 2020 tenemos a pescaderías en primer lugar, mercados públicos o tradicional en segundo, autoservicios o supermercados en tercer lugar, y central de abastos en cuarto lugar.

La importancia de estos lugares de compra es muy alta, debido a que son el primer contacto con los pescados y mariscos para el consumidor, por lo que su desarrollo e impulso podría estimular también la compra de estos productos. Las alianzas entre productores y estos puntos de venta es totalmente nula en México.

Pescados y mariscos favorito

Otra característica importante a identificar es la de las especies que prefieren los mexicanos, estas especies tienen relación directa con la zona de consumo, la disponibilidad y costumbres y tradiciones que influyen su consumo.

En la Tabla 3 podemos observar que las especies son similares en los diferentes estudios, sin embargo en 2020 se observan mencionadas nuevas especies como el salmón importado dentro de las preferencias del consumidor mexicano.

Conclusiones

El consumidor mexicano ha evolucionado en los últimos años, y un claro indicador es la cantidad  de  veces que consume pescado y marisco en el mes, sin embargo comparado con otras proteínas estos productos aún no están en competencia directa.

El lugar de compra es la variable más importante donde debemos mejorar, tantos a través de aspectos de infraestructura y modernización en mercados públicos y tradicionales, tianguis y pescaderías.

Esta es en la única variable que podemos influir y con ello tener resultados inmediatos, acercando al consumidor productos de mejor apariencia y conservación entre otros aspectos.

Por otra parte esperemos que CONAPAESCA o alguna ONG realice un estudio más completo con una mayor base de encuestas de al menos 1,600-2,000 personas, para poder tener una muestra representativa de la población de consumo y para tener un comparativo de mayor impacto en el sector.

El consumo de pescados y mariscos tiene bastante oportunidad de crecimiento en nuestro país, en perspectiva se puede destacar lo siguiente: el consumo per cápita en México de pescados y mariscos en 2015 fue de 12.1kg, comparado con los 28.8 kg de pollo, 16.1 kg de puerco y 15.2 kg de bovino. Me retiro mis estimados lectores, porque tengo que ponerme trucha a las nuevas oportunidades de negocio que ha generado esta pandemia.

Alejandro Godoy es asesor de empresas acuícolas y pesqueras en México y en Estados Unidos. Tiene más de 8 años de experiencia en Inteligencia Comercial de productos pesqueros y acuícolas y ha desarrollado misiones comerciales a Japón, Bélgica y Estados Unidos. Fue coordinador para las estrategias de promoción y comercialización del Consejo Mexicano de Promoción de Productos Pesqueros y Acuícolas (COMEPESCA), Consejo Mexicano del Atún y Consejo Mexicano del Camarón. Contacto: alejandro@sbs-seafood.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat