Los alimentos micro-extruidos, micro-peletizados o granulados marcan la diferencia en la alimentación inicial de los camarones

Por: Cesar Molina-Poveda, Cristhian San Andres, Manuel Espinoza-Ortega. Skretting Ecuador Servicio Técnico, Investigación y Desarrollo.

A pesar de los efectos del COVID-19 en la camaronicultura ecuatoriana, el país exportó 688 mil TM de camarón en el 2020 superando las 645 mil TM reportadas el año anterior. Las mejoras en la genética del camarón, el manejo de la producción y la infraestructura, así como el mayor conocimiento generado en nutrición, implementación de alimentadores automáticos y progreso tecnológico en la fabricación del alimento balanceado, han jugado un rol fundamental en el crecimiento de la industria.

Los avances en la tecnología dirigida a la manufactura de alimentos acuícolas en los últimos años, han acortado gradualmente las brechas entre las exigencias de sostenibilidad y la relación costo-eficiencia.

Hoy en día, se comercializan diversas marcas de alimentos para la producción de camarones en la fase de pre-cría, que pueden agruparse en aproximadamente 6-8 tipos de iniciadores diferentes, tanto en apariencia física como en contenido nutricional.

De allí la importancia de lograr alcanzar un mejor entendimiento sobre el impacto del tipo y tamaño de alimento suministrado en esta fase, por lo que a continuación se presenta información acerca de las diferencias tecnológicas de los procesos de manufactura, los datos relacionados con el aspecto físico y los resultados zootécnicos de campo.

Procesos de manufactura empleados para producir alimentos iniciadores. Peletización.

En este proceso, la mezcla de ingredientes molidos ingresa a una cámara de pre-acondicionamiento donde recibe vapor para aumentar la humedad de la masa. El producto se corta a una longitud nominal y, luego, pasa a una cámara de post-acondicionamiento a una temperatura de 85-90 ºC durante un intervalo de tiempo entre 5-10 min.

Extrusión

El extrusor transfiere energía a la mezcla de alimentos, sometiéndola a esfuerzos de corte o cizallamiento. Entre las ventajas de utilizar este procedimiento se pueden mencionar la gelatinización de almidones, la mayor hidroestabilidad, la reducción de finos y el corte uniforme que le permite a los animales ingerir cantidades similares.

El proceso de cocción también tiene un gran impacto en el valor nutricional, exponiendo sitios clave para que las enzimas del camarón puedan realizar su función, mejorando la digestibilidad e inactivando los factores antinutritivos inestables al calor como los inhibidores de tripsina y las lectinas.

Desmoronado

El desmoronado o “crumbling” es un método de fabricación de alimentos acuáticos iniciadores que consiste en fraccionar un alimento pelletizado o extruido en tamaños más pequeños a través de un juego de rodillos Durante el proceso, la superficie protectora de los pellets se destruye, exponiendo el interior del alimento a la acción de diferentes agentes ambientales como el agua, aire, etc.; haciendo esta dieta más susceptibles a desintegrarse y a que los nutrientes lixivien más fácilmente.

Comparación de algunas características físicas entre los alimentos microextruidos, micropelletizados y granulados

Los controles de calidad del alimento luego de su inmersión en el agua, permiten anticipar aspectos sobre su consumo, eficiencia nutricional, etc. En el mercado ecuatoriano se pueden encontrar tres tipos de alimentos iniciadores para camarón, a saber: microextruidos, micropelletizados y desmoronados o “crumbles” (ver Figura 1).

Hidroestabilidad de los alimentos iniciadores

La estabilidad en el agua es importante porque los gránulos deben mantener su integridad física el tiempo suficiente para que los camarones los detecten y consuman. Esta estabilidad de los gránulos de alimento depende de la conformación de la fórmula, es decir, si el pellet es demasiado duro, es difícil para los camarones ingerirlo y, si no está bien cohesionado, el gránulo se desintegrará más rápido, lo que provocará desperdicio del alimento y el deterioro del agua.

Los resultados de una prueba cualitativa realizada, con una muestra de 5 g de alimento que se depositó en un vaso de precipitados con 50 ml de agua potable, sujeta a observaciones a 30 minutos, 1 hora y 10 horas, evidenciaron que el alimento granulado produjo una mayor pérdida de material que el micropellet y que la dieta microextruida presentó una menor coloración en el agua, lo que sugiere una menor pérdida de nutrientes en este tipo de alimentos.

Para la prueba cuantitativa, se ubicaron las muestras de alimento por duplicado en una malla y se sumergieron en agua durante 30 minutos, manteniéndolas en movimiento para simular una condición más cercana a la realidad de las granjas.

Al analizar los resultados en conjunto con los de la prueba cualitativa, se evidenció un incremento de la pérdida de materia seca en el alimento desmoronado, seguido del alimento micropelletizado, siendo el alimento microextrudio el que presentó mayor estabilidad en agua, incluso utilizando aglutinante sintético en los alimentos iniciadores micropeletizado y granulado.

Absorción de agua del alimento iniciador

Para realizar la prueba, se colocaron muestras de alimento (por duplicado) en un recipiente con malla roja y se sumergieron en un vaso de precipitados de 2 L que contenía agua a temperatura ambiente durante 1, 3, 5 y 10 min.

Al final del ensayo, los resultados para las muestras de microextruido y micropelletizado presentaron un patrón similar, estabilizando su tasa de absorción de agua aproximadamente a los 10 minutos. En cambio, el alimento desmoronado absorbió agua en mayor proporción, presentando una curva que no tiende a estabilizarse hasta los 10 minutos.

Distribución de los alimentos por tamaño. Longitud

La medición de la longitud de los alimentos iniciadores se realizó en una muestra de 45 unidades de 5 productos usados en el mercado local. Los resultados mostraron una mayor dispersión para el micropelletizado de 1,2 mm, no así los micropelets de 0,8 mm probablemente porque al tener una menor longitud se parte mucho menos.

Diámetro

El ancho (granulado)/diámetro (micropelet, microextruido) se determinó en una muestra de 45 unidades de 5 productos usados en el mercado local, observándose homogeneidad en cuanto a su diámetro, a excepción del granulado (0,5-1,0 mm).

El alimento microextrudio el que presentó mayor estabilidad en agua, incluso utilizando aglutinante sintético en los alimentos iniciadores micropeletizado y granulado.

Densidad del pellet por pieza o densidad específica.

Los resultados demuestran que la densidad del alimento desmoronado es mayor, debido al tamaño de partícula (calibre 0,5 a 1 mm); mientras, que la del micropellet y el microextruido presentaron valores similares.

Número de unidades por gramo

Los resultados mostraron un incremento de unidades por gramo a medida que el tamaño del alimento disminuye, siendo el “crumble” (0,5 mm-1mm) y el micropellet (0,8 mm) los que mostraron el mayor número de unidades. La diferencia entre el micropellet (0,8 mm) y el microextruido (0,9 mm) puede explicarse debido a la expansión del microextruido.

Hábitos alimenticios de los camarones y la importancia del tamaño del alimento

Los hábitos alimenticios del camarón varían durante su ciclo de vida. En sus primeros estadíos (zoea y mysis) se alimentan de fitoplacton, mientras que las post-larvas son detritívoras. Cuando llegan a etapa juvenil al inicio son omnívoros y, se ha sugerido, que su dieta cambia de forma gradual, pasando a tener hábitos carnívoros con una alimentación que consiste principalmente de microinvertebrados.

Los adultos por su parte son carroñeros oportunistas y se piensa que prefieren alimentos de origen animal, como organismos bénticos, en lugar de alimentos provenientes de vegetales.

El alimento microparticulado formulado juega un papel relevante en la producción semi-intensiva de camarones, ya que, comen lentamente, por lo que la durabilidad en el agua del alimento es importante, pero no lo es menos el tamaño del gránulo.

Valoración de campo

Como consecuencia de lo anteriormente expuesto, se llevó a cabo un estudio comparativo sobre la eficacia del alimento microextruido, micropeletizado con respecto al granulado, para lo cual se seleccionaron 39 pre-crías de fondo de tierra, con una extensión en el rango de 1,45 a 1,68 ha ubicadas en la provincia del Guayas, cuyos resultados se presentan en la Tabla 1.

Las densidades de siembra más altas se observaron en el tratamiento con microextruidos (177 camarones por m 2 ) frente a micropellet y desmoronado (117 y 125 animales por m 2 respectivamente). Se siguió un estricto esquema de alimentación de 3 veces al día al voleo.

Los resultados indican que la alimentación con microextruidos genera al menos un 50% más rendimiento (71 lbs/ha-día) en comparación con micropellet y granulado (30 y 28 lb/ha/día respectivamente). El ciclo productivo tuvo una duración más larga para las pre-crías que se alimentaron con microextruidos, lo que explica en parte que estos camarones mostraran el doble y triple de peso (0,61 g).

En el caso de la estrategia de alimentación con microextruidos, la supervivencia fue 14% mayor comparada con micropellets; sin embargo, al compararlo con el “crumble” la supervivencia de este último tratamiento fue 7% mayor, muy probablemente debido al menor número de días que estuvo en la pre-cría.

Así, los alimentos iniciadores microextruidos no solamente mejoran la velocidad de crecimiento en fase de pre-cría, sino que ayudan a disminuir la dispersión de tallas, asegurando que el animal llegue al engorde con una mayor uniformidad de tamaño, mejor nutrido y preparado para sobrellevar el estrés al que será sometido al ser transferido. Además, las post-larvas transforman más eficientemente las dietas microextruidas, favoreciendo el factor de conversión.

En general, la manufactura de pellets grandes seguido por desmoronado o “crumbling” a varios tamaños es un método práctico de procesamiento de alimentos iniciadores. Estos resultados muestran que usando un apropiado tamaño de alimento producido por extrusión brinda mejor rendimiento y, a su vez, contribuye a una industria acuícola más sostenible.

Este artículo es patrocinado por Skretting

Para más información sobre este artículo escriba a: cesar.molina@skretting.com o en https://www.skretting.com/

Impactos: 46

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat