Evaluación de la harina de subproductos avícolas como alternativa a la harina de pescado en la dieta de juveniles de lubina negra criados en un sistema de acuicultura de recirculación

ACUIPERU
ACUIPERU
BioIberica
BioIberica
Megasuply
Megasupply
Rival
Rival
Aker
Aker
PRILABSA
Prilabsa
DSM
DSM
NRA
NRA
MSD Salud Animal
MSD
REEF
REEF
SYMRISE
SYMRISE
Slide
GBPONUTRIMAR
BANNER-FINALSECCIÓN-DE-ARTÍCULOS-Y-DE-NOTICIAS-GBAQUA
GBAQUA
Slide
ZEIGLER
Marel
MAREL
previous arrow
next arrow

Por: Matthew R. Dawson, Md Shah Alam, Wade O. Watanabe, and Patrick M. Carroll y Pamela J. Seaton

La proteína es el componente más importante y costoso del alimento para peces. Este estudio permitió demostrar que la harina de subproductos avícolas es una fuente de proteínas muy eficaz para la formulación de alimentos alternativos para la lubina negra, pudiendo sustituir hasta en un 81.8% la harina de pescado, sin afectar negativamente su supervivencia, crecimiento, uso de los alimentos, composición bioquímica de los peces o Coeficiente de Digestibilidad Aparente (CDA) de proteínas o lípidos.

La lubina negra (Centropristis striata) es una especie marina de gran importancia comercial que habita en las aguas costeras del este de Estados Unidos. Su abundancia ha ido disminuyendo desde la década de 1950 y están en vigor estrictas cuotas para la recolección de las poblaciones silvestres.

La posibilidad de que los suministros del mercado sean limitados y los precios de la lubina negra capturada en el océano aumenten en el futuro, son importantes incentivos ecológicos para investigar la viabilidad de su producción a través de la acuicultura, con la finalidad de ayudar a satisfacer la demanda del mercado.

El objetivo de este estudio fue determinar, en condiciones controladas de laboratorio, los límites máximos de sustitución de la fuente de proteína animal (harina de subproductos de ave, PBM por sus siglas en inglés) por la proteína proveniente de la harina de pescado (FM) en las dietas de los juveniles de lubina negra y los efectos de la sustitución en la composición proximal del cuerpo entero y del tejido muscular.

Métodos

Animales experimentales, dietas y protocolo de alimentación

Los reproductores fueron inducidos al desove mediante implantes de análogos de la hormona liberadora de luteína. Los huevos se incubaron y criaron hasta la fase juvenil en tanques de 150 litros.

Durante el periodo de aclimatación, los peces se alimentaron con una dieta comercial que contenía un 57% de proteínas y un 15% de lípidos.

Composición proximal de las dietas y los tejidos de los peces

Se utilizaron cinco peces para determinar la composición proximal (humedad, cenizas, lípidos y proteínas) y los perfiles de ácidos grasos del cuerpo entero, y se diseccionaron de tres a cinco peces para analizar la composición proximal del tejido muscular.

El contenido de humedad del cuerpo entero y de los tejidos musculares se obtuvo mediante un liofilizador, mientras que el contenido de cenizas de las dietas y de los tejidos musculares y corporales de los peces a través de un horno de mufla. La proteína bruta se encontró por medio del método Kjeldahl con un sistema Kjeltec de Labconco, utilizando ácido bórico para atrapar el amoníaco.

Análisis de ácidos grasos, coeficiente de digestibilidad de proteínas y lípidos en las dietas

Los lípidos de las dietas y de los tejidos del cuerpo entero de los peces se convirtieron en ésteres metílicos de ácidos grasos, cuya identificación y cuantificación se realizó con la ayuda del detector de cromatografía de gases e ionización de llama.

Tras el ensayo de alimentación, los peces restantes se utilizaron para estudiar su digestibilidad durante 14 días con el fin de determinar los coeficientes de digestibilidad aparente (CDA) de la proteína bruta y los lípidos brutos en las dietas experimentales.

Resultados

Supervivencia, crecimiento y utilización del alimento

Al final del experimento, en el día 56, la supervivencia osciló entre el 95.0% y el 100.0%, sin diferencias significativas (P > 0.05) entre los tratamientos (Figura 1). La ganancia de peso corporal (GPC) en todos los grupos de tratamiento fue de al menos 1000%.

Los índices de conversión alimenticia (FCR) de los peces alimentados con la dieta de 60% de proteína PBM (1.17) y la dieta de 100% de proteína PBM (1.19) fueron significativamente más altos que los peces alimentados con la dieta de control de proteína FM (0.99). El ratio de eficiencia proteica (PER) fue significativamente menor para los peces alimentados con la dieta 100% de proteína PBM (1.96) en comparación con los peces alimentados con la dieta de proteína FM de control (2.29).

“La calidad de la PBM empleada para sustituir a la FM puede influir en la utilización del alimento y en el crecimiento de los peces y, por tanto, en el nivel máximo de sustitución que no tiene efectos adversos en el rendimiento de los peces.”

Composición proximal del cuerpo entero y del tejido muscular

El contenido de humedad del cuerpo entero de los peces alimentados con dietas con 50%-80% de proteína PBM (65.6%-65.8%) y 100% de proteína PBM (66.2%) fue significativamente mayor que en los peces alimentados con la dieta FM de control (63.5%). El contenido de cenizas en todo el cuerpo de los peces alimentados con las dietas de 60%-90% de proteína PBM (5.39%-5.59%) fue significativamente mayor que en los alimentados con la dieta de proteína FM de control (4.49%), pero significativamente menor que en los alimentados con la dieta de 100% de proteína PBM (6.37%).

El nivel de lípidos brutos en el tejido muscular de los peces alimentados con la dieta de proteína PBM al 50% (3.4%) fue significativamente mayor que en aquellos con la dieta de proteína FM de control (2.7%).

Perfil de ácidos grasos de las dietas y de los cuerpos enteros

El total de ácidos grasos saturados (AGS) en las dietas osciló entre 25.9 y 32.4 mg/g, y solo la dieta con 100% de proteína PBM (25.9 mg/g) fue significativamente inferior a la dieta de proteína FM de control (31.3 mg/g). El ácido esteárico (18:0) fue significativamente mayor en las dietas con 70% y 80% de proteína PBM en comparación con la dieta de proteína FM de control.

Las dietas con 40% y 60%-100% de proteína PBM tenían ácidos grasos monoinsaturados (MUFA, por sus siglas en inglés) significativamente más altos (33.5 mg/g y 32.0-38:7 mg/g, respectivamente) que la dieta de proteína FM de control (25.7 mg/g).

La concentración total de AGS en todo el cuerpo fue significativamente mayor en los peces alimentados con la dieta con 50% de proteína PBM (77.0 mg/g) que en los alimentados con la dieta de proteína FM de control (53.9 mg/g) o la dieta con 40% de proteína PBM (55.1 mg/g).

La concentración corporal de ácidos grasos poliinsaturados (PUFAs, por sus siglas en inglés) n-6 fue significativamente mayor en los peces alimentados con 50% (25.5 mg/g) y 70-100% (19.1-31.6 mg/g) de proteína PBM en comparación con los alimentados con la dieta de proteína FM de control (8.9 mg/g), relacionado principalmente con el ácido linoleico.

El CDA de la proteína en la dieta con 70% de proteína PBM (81.6%) fue menor que en la dieta con 60% de proteína PBM (85.9%) y en las dietas de proteína FM de control (87.0%)

“El nivel de lípidos brutos en el tejido muscular de los peces alimentados con la dieta de proteína PBM al 50% (3,4%) fue significativamente mayor que en aquellos con la dieta de proteína FM de control (2,7%).”

Discusión

Supervivencia y crecimiento

En este estudio, los juveniles de lubina negra alimentados durante un periodo de estudio de 56 días con dietas con un 40%-90% de proteína PBM, mostraron un crecimiento equivalente al de los alimentados con la dieta de control con 100% de proteína FM. Sin embargo, el crecimiento fue significativamente menor en los peces alimentados con la dieta 100% de proteína PBM que en los alimentados con la dieta de control de proteína FM, y el análisis de regresión mostró un punto de ruptura en el 81.8% del remplazo de FM cuando se trazó el GPC contra el porcentaje de remplazo de FM (Figura 2).

Según el análisis de regresión de líneas discontinuas realizado con los datos de GPC, la proteína PBM puede sustituir hasta el 81.8% de la proteína FM en la dieta de los juveniles de lubina negra sin efectos adversos.

Estos niveles de sustitución de la FM utilizando un PBM de calidad alimentaria son similares o ligeramente superiores a los que se suelen observar en otros peces marinos (67%-80%) y sugieren que la lubina negra tiene capacidad para digerir y asimilar altos niveles de proteína PBM.

Utilización del alimento

Los peces alimentados con una dieta 100% de proteína PBM mostraron un aumento de la FCR y una disminución de los valores de PER consistentes con la disminución del crecimiento encontrada en el tratamiento 100% de proteína PBM. La calidad de la PBM empleada para sustituir a la FM puede influir en la utilización del alimento y en el crecimiento de los peces y, por tanto, en el nivel máximo de sustitución que no tiene efectos adversos en el rendimiento de los peces.

Composición proximal del cuerpo entero y del tejido muscular

Los resultados evidenciaron que el contenido de cenizas en el cuerpo entero aumentó con los niveles crecientes de proteína PBM en la dieta.

Esto probablemente esté relacionado con el alto contenido en cenizas (minerales) de la PBM, la cual a menudo contiene huesos, cabezas y patas, y puede indicar que la lubina negra tiene una menor digestibilidad de las cenizas de la PBM en comparación con las de la FM.

El contenido de lípidos del cuerpo entero no se vio afectado por la sustitución de la proteína FM por la proteína PBM hasta un nivel del 100%. Los niveles de lípidos en la dieta fueron solo algo diferentes entre las dietas de proteína PBM y la de proteína FM de control, pero los niveles de lípidos de cuerpo entero muy similares entre los tratamientos sugieren que el lípido en PBM fue utilizado tan eficientemente como el lípido en FM.

El contenido de humedad, cenizas y proteínas del tejido muscular no mostró diferencias significativas entre los peces alimentados con los distintos tratamientos dietéticos, lo que indica que el material inorgánico de PBM se concentró en el tejido óseo o en los intestinos, en lugar del tejido muscular.

Los juveniles de lubina negra alimentados con la dieta de sustitución de proteína PBM al 50%, presentaron niveles de lípidos musculares significativamente superiores a los de la dieta de control con proteína FM al 100%, mientras que los alimentados con dietas con proteína PBM al 40% y al 60%-100% no mostraron diferencias en los lípidos musculares.

Una posible razón puede ser la selección inadvertida de peces más grandes para el análisis de los lípidos en ese tratamiento dietético en particular.

Perfil de ácidos grasos de las dietas y del cuerpo entero

En el presente estudio, los peces alimentados con la dieta 100% PBM evidenciaron el menor rendimiento de crecimiento, lo que también puede deberse en parte a los niveles relativamente bajos de ácidos grasos esenciales en la dieta.

El PBM utilizado en el este análisis tenía un mayor contenido en lípidos que el FM, por lo que se añadió menos aceite de pescado a medida que se aumentaba el PBM en las dietas para mantener las dietas isolipídicas. La sustitución de la proteína del PBM por la del FM y la reducción incremental del aceite de pescado redujeron los niveles de EPA y DHA en las dietas.

Coeficiente de digestibilidad aparente de las proteínas y los lípidos de la dieta

A excepción de un CDA de proteína ligeramente inferior en la dieta con 70% de PBM, el CDA de proteína para todos los tratamientos sugiere que la proteína PBM es tan digerible como la proteína FM y, por tanto, bien asimilada por la lubina negra. Los valores del CDA de la proteína fueron más bajos que los del presente estudio, lo que indica que la lubina negra es capaz de digerir la proteína de PBM de forma más eficiente que la Seriola dumerili.

Los resultados demostraron que la proteína FM puede ser reemplazada por proteína PBM de calidad alimentaria en juveniles de lubina negra.

Se comprobó que dietas de lubina negra a niveles tan altos de remplazo  como 81.8% no mostratron efectos adversos en la supervivencia, el crecimiento, la utilización de alimentos, la composición bioquímica de los peces, o ADC de proteína o lípido.

Los subproductos avícolas son una fuente de proteína altamente efectiva para alternativas de formulación de alimentos a base de proteínas para la lubina negra en sistemas de recirculación. 

Esta es una versión resumida desarrollada por el equipo editorial de Panorama Acuícola Magazine del artículo “EVALUATION OF POULTRY BY-PRODUCT MEAL AS AN ALTERNATIVE TO FISH MEAL IN THE DIET OF JUVENILE BLACK SEA BASS REARED IN A RECIRCULATING AQUACULTURE SYSTEM” escrito por MATTHEW R. DAWSON, MD SHAH ALAM, WADE O. WATANABE, AND PATRICK M. CARROLL, PAMELA J. SEATON. La versión original fue publicada en OCTUBRE de 2017 a través NORTH AMERICAN JOURNAL OF AQUACULTURE. Se puede acceder a la versión completa a través de https://doi.org/10.1002/naaq.10009
Más información disponible en: NRA

Impactos: 16

MEGASUPPLY
Megasupply
GBPONUTRIMAR
GBPONUTRIMAR
Slide
SYMRISE
REEF
REEF
MSD Salud Animal
MSD
NARA
NRA
DSM
DSM
Prilabsa
Prilabsa
Aker
Aker
Rival
Rival
BIOIBERICA
BIOIBERICA
GBAQUA
GBAQUA
Marel
MAREL
AcuiPeru
ACUIPERU
previous arrow
next arrow

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.