LALLEMAND
CARGILL_Empyreal
CARGILL

La estación de acuicultura de Itaipú reprodujo más de 3,5 millones de peces nativos en 2021

NICOVITA
AQUAMOL
Megasupply
PRILABSA
NRA

La Estación de Acuicultura de Itaipú Binacional, a través de la División Embalse dependiente de la Dirección de Coordinación Ejecutiva, logró la reproducción de 3.503.045 peces nativos durante el año 2021. La totalidad de la producción de la empresa paraguayo-brasileña fue destinada a la siembra en distintos cuerpos de agua del país y a la donación a comunidades vulnerables de Paraguay. Para el corriente año 2022, la estación espera superar la meta de 4 millones de peces locales producidos.

Del total producido, 3.357.202 fueron sembrados en diferentes centros de producción, en tanto un total de 145.843 fueron peces donados.

Vale destacar que, a través de la Estación de Acuicultura, ubicada en la ciudad paraguaya de Hernandarias, a 335 kilómetros de Asunción, se produjeron más de 25.000.000 de peces nativos desde el año 2000 al 2021. Esta actividad tiene como objetivo el fortalecimiento de la fauna íctica nativa en el embalse y otros cuerpos de agua de interés.

Doce especies nativas

En el lugar se trabaja con doce especies nativas, entre ellas el ñurundi´a (Rhamdia quelem), Carimbata (Prochilodus lineatus), dos especies de salmón del Paraná (Brycon orbygnianus y B. hilarii), pacú (Piaractus mesopotamicus), boga (Megalepronus obtusidens, Schizodon borelli, Leporinus friderici), dorado (Salminus brasiliensis), surubí pintado (Pseudoplatystoma corruscans) y surubí atigrado (Pseudoplatystoma reticulatum).

Algunas de estas especies se encuentran en estado de amenaza. Los considerados en categoría de vulnerable son el pacú, el surubí pintado, el surubí atigrado y el dorado, mientras que el salmón del Paraná (también conocido como pira pyta) se halla en peligro de extinción. En este sentido, desde la División de Embalse se resaltó la exitosa reproducción del salmón durante el año 2021.

Actualmente, explicaron desde la dirección del Embalse binacional, se lleva a cabo la reproducción exitosa de las especies de Surubí pintado y atigrado.

El proceso de manejo y cuidado de larvas, post-larvas y alevines es realizado por los técnicos de la entidad para su siembra en agua una vez que los individuos alcanzan las medidas necesarias. Todo el personal técnico recibe una capacitación continua para ejecutar con éxito e innovaciones las actividades desarrolladas.

Subsistencia para las familias ribereñas y abastecimiento a pequeños productores

Según explican desde la Estación de Acuicultura de la División de Embalse, la elevada producción piscícola de Itaipú genera otro impacto positivo al permitir también fuentes de subsistencia para las familias ribereñas y el abastecimiento de pequeños productores y sectores vulnerables a quienes se les provee alevines y asistencia técnica.

Durante este año el Embalse ha realizado la donación de más de 145.843 alevines y juveniles de las diversas especies nativas a organizaciones como asociaciones de pescadores, comité de pescadores, comunidades indígenas y pequeños productores, tanto de la zona de influencia del embalse de Itaipú como de otros departamentos del país, con el propósito de incentivar la producción de peces e inculcar en la elaboración de alimentos a base de pescado.

En el año 2021 fueron entregados, además, más de 800 kilos de carne de pescado para consumo directo a diversas entidades que atienden a los más vulnerables, entre ellas, comunidades indígenas, hogares de niños y ancianos, informaron desde la compañía.

Cabe destacar que Hernandarias es conocida como la ‘capital latinoamericana de la energía eléctrica’, ya que en su territorio están enclavadas dos grandes represas hidroeléctricas, las del Acaray y la de Itaipú Binacional.

Pobladores de Cordillera cosechan pacú para autoconsumo y renta

Por otra parte, los cerca de 30 pobladores afiliados a la Asociación de Piscicultores del distrito de San José Obrero, en el departamento de Cordillera, realizaron la cosecha de 300 pacúes, con un promedio de 1 kilo 200 gramos cada ejemplar. Los alevines, ahora ya crecidos, servirán a los productores para autoconsumo y renta.

Este logro fue posible en el marco del proyecto de piscicultura que impulsa el Gobierno Nacional en comunidades rurales en departamentos como Alto Paraná, Canindeyú y Cordillera, entre otros, y que en esta oportunidad fue promovido por el Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (INDeRT), con apoyo de Itaipu Binacional.

Este proyecto es posible a través del trabajo interinstitucional que involucra al INDeRT, a través de la Gerencia de Desarrollo Rural, el Viceministerio de Ganadería del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y la Misión Técnica de Taiwán.

La presidenta del INDeRT, Gail González, destacó el esfuerzo interinstitucional y el trabajo que desarrollan los pobladores del lugar contando con tres estanques de producción de tilapias y de pacú. “La producción piscícola está generando importantes ingresos a las familias campesinas y gana terreno como alternativa productiva para mejorar la calidad de vida de los productores”, aseguró.

LAQUA
EVENTO GLOBAL LEADERS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *