Salmones Aysén de Chile y Kames Fish Farming de Escocia se unen a la iniciativa SeaFurther de Cargill

Salmones Aysén de Chile y Kames Fish Farming de Escocia se unen a la iniciativa SeaFurther de Cargill para criar productos del mar con menos impacto ambiental

Los piscicultores de Salmones Aysén, en Chile, y Kames Fish Farming, en Escocia, se han unido a la iniciativa SeaFurther Sustainability el objetivo de liderar un camino de mejora en sus operaciones y cumplir con las metas de sostenibilidad. El programa creado por la compañía internacional Cargill pretende ayudar a los criadores de salmónidos a trazar un camino hacia las emisiones netas y reducir su huella de carbono en un 30% para 2030.

“SeaFurther es un enfoque innovador de la acuicultura sostenible: su impacto será más que una gota en el océano. Estamos fijando nuestros objetivos de sostenibilidad en el éxito de toda la cadena de producción, lo que fomentará la colaboración hacia el objetivo común”, afirmó Helene Ziv-Douki, presidenta del negocio de nutrición acuática de Cargill.

“Lanzado en el salmón y la trucha, SeaFurther puede aplicarse también a otras especies, donde el impacto será aún mayor. Cuanto más crezca nuestra experiencia de aquí a 2030, más reducciones podremos aportar”, agregó Ziv-Douki.

iniciativa SeaFurther de Cargill
Salmones Aysén de Chile y Kames Fish Farming de Escocia se unen a la iniciativa SeaFurther de Cargill

Un sistema de datos de proveedores de materias primas y sus clientes

Según explicaron desde la compañía con sede en los Estados Unidos, la iniciativa SeaFurther combina el conocimiento nutricional líder de Cargill con la experiencia en la cadena de suministro para crear oportunidades para que nuestros clientes implementen reducciones significativas en las emisiones de carbono en línea con los objetivos basados en la ciencia.

Para ello, Cargill ha construido un sistema de datos sobre sus proveedores de materias primas y sus clientes, a partir del cual pueden identificar e implementar opciones para reducir las emisiones de carbono desde el origen de la materia prima hasta el pescado en la cosecha para cada cliente.

Esto crea una vía de reducción creíble para cada cliente y abre la oportunidad de compensar las emisiones restantes para crear un pescado neto cero, que tiene un gran atractivo en el mercado. La gestión de las emisiones de carbono de este modo apoyará el desarrollo sostenible de la acuicultura, tal y como pide la Evaluación de los Alimentos Azules.

iniciativa SeaFurther de Cargill

Cadenas de suministro sostenibles para la alimentación

Por su parte, Dave Robb, jefe de programa de la iniciativa de sostenibilidad SeaFurther de Cargill, afirmó que “SeaFurther ha creado colaboraciones verticales con nuestros proveedores y clientes y colaboraciones horizontales dentro de Cargill. Alinearse en un objetivo común de reducción de carbono hace que el mensaje sea sencillo, pero SeaFurther apoya mucho más que el objetivo de carbono para la acuicultura sostenible. La premisa se basa en la creación de un enfoque y datos comunes para ofrecer cadenas de suministro sostenibles para la alimentación y la agricultura”.

Cargill ya ha identificado ‘puntos calientes’ en los que estas empresas pueden mejorar inmediatamente sus operaciones para ayudar a reducir el carbono. Por ejemplo, a corto plazo, se han formulado piensos con las mismas propiedades nutricionales que exigían anteriormente los clientes, pero con una menor huella de carbono. Esto significa que los peces alimentados con estos piensos crecerán tan bien como antes, pero con menos emisiones de carbono.

Producir materias primas con menos emisiones

Además, en los próximos años, Cargill trabajará con sus proveedores para producir materias primas con menos emisiones. Éstas podrán utilizarse en las nuevas fórmulas, con lo que se conseguirán nuevas reducciones en línea con el objetivo de 2030.

Los créditos de carbono de la oficina de comercio de carbono de Cargill podrían acoplarse a esta vía de reducción, creando un pescado neto cero creíble, en línea con el borrador de la iniciativa de Objetivos Basados en la Ciencia. Esto aporta un producto sólido al mercado: un salmón o una trucha con cero emisiones netas de carbono, con una clara trayectoria de reducción de las emisiones cada año.

“Reconocemos que nuestro papel es aportar una solución a la recuperación del océano al tiempo que alimentamos a la creciente población, y entendemos la responsabilidad que conlleva la cría en el mar. Estamos orgullosos de liderar la reducción de las emisiones de la industria de la trucha a través de esta asociación con Cargill”, aseguró Neil Manchester, director general de la empresa productora de trucha escocesa Kames Fish Farming.

Sin embargo, agregó, “la eficiencia del carbono que se traduce en la reducción de las emisiones sólo se logrará plenamente si trabajamos juntos en toda la cadena de suministro, por lo que es fantástico que esta iniciativa y la comunicación abierta se produzcan rápidamente y a escala”.

Desarrollo de tres áreas clave

Según explicaron desde Cargill, SeaFurther tiene tres áreas clave. La primera de ellas se centra en la transformación de las materias primas y busca trabajar con clientes y proveedores para identificar y cultivar ingredientes respetuosos con el planeta y encontrar nuevas formas de reutilizar subproductos.

El segundo punto es “innovar y mejorar”, donde se centra en las formas de aumentar la eficiencia del pescado, sacando el máximo provecho de la producción, al tiempo que se utilizan menos recursos y se reduce el impacto en el océano.

El tercer aspecto, es “salvaguardar la salud de los animales”, por lo que velan por desarrollar una nutrición para peces que promueva y mejore su salud y su bienestar en las piscifactorías. Según explican desde Cargill, la meta es “trabajar con nuestros clientes para asegurarnos de que los peces que tienen a su cargo se gestionan de acuerdo con las normas más estrictas”.

Impactos: 24

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.