Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) de Chile

El Anuario 2021 del Sernapesca revela que la producción acuícola chilena superó en un 13,4% a la del sector pesquero industrial

El Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) de Chile publicó hace muy pocos días su anuario estadístico acuícola y pesquero del año 2021. El documento, que recopila los datos oficiales de la información de operaciones proporcionada por los distintos agentes sectoriales, reveló que los centros de acuicultura aportan el 37,1% a los desembarcos totales de productos pesqueros, con 1.443.516 toneladas, superando en un 13,4% a los realizados por el sector pesquero industrial.

En efecto, las cifras publicadas en términos de subsectores indican que el sector industrial (naves industriales y barcos fábrica) aportó el 23,7% al desembarque total, con 878.321 toneladas; en tanto el sector artesanal contribuyó con el 39,2%, con 1.574.620 toneladas.

El informe anual, a disposición de los ciudadanos en el sitio web institucional, señala que el desembarque total de recursos pesqueros y acuícolas acumulado a diciembre de 2021 fue de 3.896.457 toneladas, es decir un 5,6% más que el año 2020.

Así lo informó Esteban Donoso, subdirector nacional del Sernapesca, quien destacó que la cantidad de toneladas desembarcadas en los puertos, muelles y centros de cultivo del país es una de las cifras más llamativas en el anuario que destaca la actividad de la pesca industrial, artesanal, de barcos-fábrica y las cosechas de centros de cultivo.

Distribución por territorios y plantas procesadoras

Por otra parte, el anuario puso en evidencia que es la región del Biobío la que registra los mayores niveles de desembarque de recursos pesqueros, tanto del sector artesanal como industrial con 1.105.968 toneladas. Le siguen, gracias al aporte de producción acuícola, las regiones de Los Lagos, con 948.389 toneladas; y, en tercer lugar, la región de Aysén, con 513.468 toneladas. Los principales recursos son el jurel para el Biobío, y el salmón atlántico para la región de los Lagos y Aysén.

“Al analizar los datos de desembarques por periodos, se aprecia un comportamiento similar al año anterior, lo que confirma que la actividad pesquera y acuícola pudo desarrollarse dentro de la normalidad”, detalló Donoso. “La única cifra significativa es el alza de 56% de desembarque en el mes de marzo 2021 respecto a marzo 2020, atribuible al inicio de la temporada de pesca de pelágicos pequeños en Biobío, que en 2020 partió en abril dada las restricciones sanitarias del momento”, continuó.

En cuanto a las plantas de proceso, el informe muestra que durante el año 2021 operaron un total de 696 plantas elaboradoras, de las cuales 207 correspondieron a plantas procesadoras exclusivamente de alga seca. En cuanto a la producción total, fue de 1.718.520 toneladas, concentrándose un 36% en la Línea Congelados, un 35% en Enfriado Refrigerado y un 17% en plantas Reductoras, que incluye harinas y aceites.

Cuidado de mamíferos marinos que interactúan con las estructuras de cultivos

Por otra parte, y en el marco del Día Mundial del Medio Ambiente impulsado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el Sernapesca destacó que desde el 30 de marzo de 2022 entró en vigencia la obligación para los centros de cultivo de la presentación de un ‘Plan de acción para enfrentar la interacción de los mamíferos marinos con la estructura de los centros de cultivo’. Estos planes deberán ser evaluados y aprobados por el organismo de forma previa a su implementación.

La medida se originó en el múltiple registro de mamíferos marinos como cetáceos o lobos marinos que han quedado atrapados en mallas y/o estructuras de los centros de cultivos emplazados en mar, dañándolos o poniendo en riesgo su vida. Con la puesta en vigencia del Plan se espera promover un manejo adecuado de estas situaciones y un mejor cuidado de la fauna marina.

Dicho plan tiene por principal objetivo el establecimiento de protocolos y acciones específicas para la protección, manejo y liberación de los individuos de mamíferos marinos que, por cualquier circunstancia, queden atrapados en redes o estructuras del centro de cultivo, asegurando que los ejemplares no sufran daños y sean devueltos a su medio natural sanos y salvos.

Como parte de las exigencias para los centros de cultivo, está el dar aviso inmediato a Sernapesca de cualquier interacción de mamíferos marinos con un centro, activándose la verificación de que los procedimientos de manejo y liberación se realicen según lo establecido previamente en los protocolos del plan de acción aprobado.

Este procedimiento permite al Servicio solicitar acciones adicionales y requerir mejoras complementarias a la infraestructura del centro en caso de ser necesario, generándose un proceso de mejora continua en pro del cuidado de estas especies, cuya conservación y preservación son críticas para su continuidad y existencia para las futuras generaciones.

Los mamíferos marinos presentes en Chile son un grupo de aproximadamente 130 especies emblemáticas y que cuentan con la protección de una serie de normativas nacionales e internacionales.

Impactos: 8

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *