Rol de la tecnología simbiótica

Rol de la tecnología simbiótica en el aporte de ácido docosahexaenoico (DHA) en acuicultura.

Por: Dr. David Celdrán Sabater *

Los ecosistemas marinos son responsables prácticamente de toda la producción de los ácidos grasos omega-3 (n-3) más importantes para la acuicultura, también conocidos como AGPICL (ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga), los cuales son: EPA (ácido eicosapentaenoico C20:5) y DHA (ácido docosahexaenoico C22:6). ambos derivan del precursor ALN (ácido alfa linolénico C18:3), el que, a través de procesos de elongación y desaturación, realizado por enzimas específicas denominadas elongasas y desaturasas, se transforma primero en EPA y posteriormente en DHA.

El EPA y el DHA solo están presentes en organismos tanto vegetales (algas y microalgas) como animales (peces, crustáceos y algunos mamíferos) únicamente marinos, de estos se han aprovechado los aceites por su alto contenido de EPA y DHA del 25-30% en promedio.

En nutrición animal, al mismo tiempo, es utilizada la harina de pescado como fuente no sólo de proteína, también de EPA y DHA, ya que el 8% la grasa residual que contiene esta harina tiene un alto contenido de AGPICL n-3.

Importancia del DHA para el crecimiento de organismos acuáticos

La composición bioquímica del alimento vivo es importante para cualquier especie de interés acuícola, peces, camarones, ostiones, etc., ya que contiene la mayoría de los elementos nutritivos que garantizan la supervivencia y el óptimo desarrollo de las larvas y todas las etapas de desarrollo.

Hay estudios que reflejan que la carencia de estos nutrientes esenciales en la dieta de peces marinos se convierte en una disminución del desarrollo visual y neural de las larvas con consecuencias fisiológicas y comportamentales, es importante mencionar que, los lípidos, en concreto los HUFA, juegan un papel muy importante en el proceso reproductivo, la ontogenia embrionaria y, en general, los primeros estadios de desarrollo larvario, por lo tanto, la alimentación de los reproductores es un elemento determinante para poder obtener puestas de calidad.

Rol de la tecnología simbiótica

En acuicultura tradicional, la principal entrada de ácidos grasos EPA y DHA, es a través de la alimentación.

Comúnmente se observa una reducción del equilibrio de estos ácidos grasos en organismos de cultivo debido a la sustitución del aceite de pescado por aceites vegetales que no contienen estos AGPICL n-3, ya que resulta más económico durante la producción.

Pero cabe señalar que todos los organismos alimentados con altos niveles de aceite vegetal, se caracterizan por niveles reducidos de EPA y DHA en su carne, potencialmente comprometiendo su beneficio nutricional para el consumidor humano.

Sin embargo, las nuevas tecnologías acuícolas simbióticas que se llevan desarrollando desde hace años por grupos tecnológicos como BAF, demuestran el alto contenido de estos ácidos grasos esenciales en el agua de cultivo mediante técnicas simbióticas y sin depender del aceite o harina de pescado (www.bioaquafloc.com).

Nuevas tecnologías acuícolas en implementación de AGPICL

El éxito de la acuicultura moderna se basa en la adecuada gestión de la biología de las especies cultivadas. Tanto en las fases tempranas de los cultivos como en el engorde industrial es de vital importancia la introducción de innovaciones tecnológicas y el desarrollo de alimentos específicos.

Por ello las recientes investigaciones han desarrollado e implementado con éxito gran variedad de técnicas en la cría de alimento vivo muy rico en EPA y DHA principalmente. Esto conlleva el mejoramiento del estatus nutricional de los organismos y garantiza la supervivencia y el óptimo desarrollo en un cultivo acuícola.

En la práctica, la acuicultura ha desarrollado el cultivo de algunas especies de fitoplancton y de zooplancton como los rotíferos (Branchionus) y de crustáceos como la artemia (Branquiópodo anostráceo) en sus diferentes estadios de desarrollo como alimento vivo.

“Aun siendo microorgansimos que por si generan DHA y EPA, al ser cultivados en “agua clara” pueden presentar niveles bajos de estos ácidos.”

Por ello se ha ido mejorando su composición bioquímica, enriqueciendo los cultivos por medio de emulsiones el medio de cultivo para su aplicación en la alimentación de cualquier especie con importancia acuícola.

Las emulsiones se formulan a base de aceites de pescado ricos en HUFA (ácidos grasos altamente insaturados) como el DHA y el EPA, los cuales son de suma interés, así como otros componentes como ésteres etílicos de DHA, vitaminas, emulgentes, etc., no menos importantes.

El Instituto de Agroquímica y Tecnología de los Alimentos (IATACSIC, Valencia, España) en colaboración con Archivel Technologies S.L. han desarrollado una nueva tecnología en una emulsión lipídica rica en DHA formulada a partir de un aceite sintético (DHA-Algatrium) con un contenido en DHA del 70% del total de ácidos grasos llamada M70.

Acuicultura simbiótica, DHA y EPA

Haremos una breve síntesis del rol que juega estos ácidos grasos esenciales en el crecimiento de los organismos acuáticos y cómo han sido suministrados hasta ahora en la actividad acuícola tradicional. El EPA y DHA son imprescindibles para el crecimiento de los organismos acuáticos.

Hasta tal punto que sin ello no es viable su cultivo. Los organismos acuáticos que cultivamos puedan generarlos en su interior es una buena noticia pero la generación de EPA y DHA, sobre todo en organismos marinos es muy pequeña por lo que tienen que ingerirlos para crecer.

“En el caso del DHA es un ácido graso prácticamente y exclusivamente de origen marino. Hasta ahora en acuicultura tradicional solo se les entregaba por medio del alimento balanceado que contiene aceite y harina de pescado marinos.”

Esto ha repercutido y empeorado la sobreexplotación pesquera en todo el mundo. Sin embargo, gracias a la acuicultura simbiótica hemos descubierto la generación de DHA y EPA en grandes cantidades en los microorganismos del zooplacton y bioflóculos que existen en el agua de cultivo.

Esos bioflóculos y zooplancton son ingeridos constantemente por los animales de cultivo de manera que tienen un aporte de ellos sustancial. Esto nos ha permitido poder alimentar peces y camarones con alimentos predigeridos en base de material vegetal fermentado altamente proteico que no contienen DHA ni EPA.

¿Por qué? ¿Por qué peces y camarones en acuicultura simbiótica pueden alimentarse de un alimento como el alimento predigerido (que no contiene DHA ni EPA) y crecer de manera espectacular?. Esto es debido porque esos peces y camarones están ingiriendo continuamente los microorganismos que abundan en el agua de acuicultura simbiótica, y han podido desarrollarse con total normalidad e incluso en muchos casos a un mayor ritmo que con alimentos balanceados ricos en harina y aceite de pescado.

Este hecho es un hito en la historia moderna de la acuicultura ya que por primera vez en la historia no se depende de pescar en los océanos para hacer harina y aceite de pescado con la que generar alimento balanceado y alimentar a la acuicultura, sino que lo generamos directamente en el agua de nuestros estanques.

Este artículo ha sido redactado en colaboración con la Biol. Nithzia Yulen Pineda Mendóza

Rol de la tecnología simbiótica

*Referencias citadas por el autor disponibles bajo previa solicitud a nuestro equipo editorial.
Doctor en Ecología Marina, Máster en acuicultura y Licenciado en Ciencias Ambientales por la Universidad de Murcia.
Colaborador de investigación en laboratorios en Francia, Corea del Sur, Australia y México.
Fue investigador nacional SNI1 en México.
Consultor de Conservation International Foundation en Costa Rica y Asesor internacional de empresas productivas en tecnologías acuícolas simbióticas.
Revisor de la Revista Ingeniantes CITT.
Tutor académico de tesis de doctorado en tecnologías simbióticas.
Fundador y gerente de la web de acuicultura simbiótica
www.bioaquafloc.com

Impactos: 11

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *