CARGILL
CARGILL_Empyreal
PRILABSA
Megasupply
NRA
LAQUA
AQUASUR
ISFN
ISFN
relación entre la intensidad de producción y el uso de la tierra

Explorando la relación entre la intensidad de producción y el uso de la tierra: un enfoque metanalítico de la acuicultura de camarón

CARGILL
CARGILL_Empyreal
PRILABSA
Megasupply
NRA
LAQUA
AQUASUR
ISFN

Los camarones son uno de los productos de mayor crecimiento en la acuicultura y tienen una considerable huella en la tierra, por lo que resulta interesante explorar diferentes escenarios para entender el impacto de los sistemas de producción de camarones en el uso de la tierra.

La producción de alimentos representa una parte sustancial de la huella territorial de la humanidad.

Estudios demuestran que el uso de la tierra y la preocupación por el medio ambiente son un punto de controversia en la acuicultura debido al impacto que ha tenido el cultivo de camarones y peces en las áreas costeras del suroeste de Asia y Latinoamérica.

“La producción acuícola existe en un continuo que va de extensiva a intensiva. Estos sistemas se basan en la productividad natural y tienen un uso de alimentos limitados o nulo.”

Los sistemas son descritos como intensivos cuando la producción se basa en alimentos formulados y aireación para aumentar la intensidad de producción.

En términos de uso de recursos, a menudo se piensa que los sistemas extensivos usan menos recursos que la producción intensiva debido a la base natural de insumos de su método; sin embargo, hay una gran disparidad entre la huella territorial de estos sistemas y su rendimiento en términos de producción.

“Más allá de la intensidad de producción, hay varios factores determinantes de que tan intensivas son las granjas camaroneras con el uso de la tierra. Las granjas de camarón requieren más tierra que solo los estanques, y hasta cierto punto esto depende del tamaño de los estanques.”

El uso de la tierra en conjunto en la cría de camarones es considerado un uso “directo”. En los sistemas intensivos que emplean alimento granulado, la huella territorial también incluye la tierra incorporada, la cual es la tierra contabilizada durante la producción de los ingredientes del alimento.

A continuación, se presenta un resumen de una investigación cuyo objetivo es explorar diferentes escenarios para entender el impacto de los sistemas de producción de camarones en el uso de la tierra.

Métodos

A través de la búsqueda y revisión sistemática de estudios y base de datos relacionados con los recursos usados en la camaronicultura, uso de auditorías de granjas y encuestas para la selección de las variables de interés, los autores generaron un conjunto de datos para modelar los diferentes escenarios de expansión de la producción.

“El uso de la tierra se consideró en tres niveles de producción. El primero de ellos consistió en los totales de 2016 para la producción mundial de camarón de granja, cercano a 4.85 millones de toneladas métricas.”

Adicionalmente, se consideraron dos niveles de producción futuros, 7.5 millones de t y 10 millones de t, tomando en cuenta cuatro escenarios en cada umbral de producción. Para todos los escenarios, se supuso que la intensidad de producción de los sistemas extensivos era de 0.667 t/ha (Boyd y McNevin, 2018).

“Para el Escenario I, se construyó una proyección usual de negocio (BAU, siglas en inglés). Se mantuvo la relación de producción entre la producción extensiva e intensiva (87% intensiva y 13% extensiva).”

La intensidad de producción de la producción intensiva se mantuvo al mismo nivel que se presenta en Boyd y McNevin (2018). El uso total de la tierra/tonelada métrica se determinó con el modelo 1 y la tierra incorporada se calculó con el modelo 2 (Boyd y McNevin, 2018).

relación entre la intensidad de producción y el uso de la tierra

El área de granja se consideró como el producto del resultado del modelo 1 y el modelo 2 y la tierra incorporada se consideró como la diferencia entre el producto resultante y el resultado del modelo 1. El Escenario II, solo utilizó producción extensiva para expandir el total de producción.

Se mantuvo la misma cantidad de producción intensiva en el escenario base y la diferencia de producción se cubrió con producción extensiva. Este escenario no es tan probable como el escenario BAU o los escenarios siguientes, pero demuestra el impacto de aumentar el uso de la producción extensiva para satisfacer la demanda futura en la producción de camarón.

“El Escenario III estimó el uso de la tierra con la expansión de la producción solo con la producción intensiva; pero con la misma intensidad de producción del escenario base.”

Este escenario pretendía explorar el aumento de la tierra utilizada, manteniendo las prácticas actuales de la industria y limitando la expansión de la producción extensiva.

El Escenario IV examinó el uso de la tierra bajo un contexto en el que no se aumentó la tierra de cultivo de la granja de camarón. La producción extensiva, y por tanto los totales de tierra, se mantuvieron en los niveles de base, y el área de cultivo para estanques de camarones no se aumentó a partir del estimado para el escenario base.

El modelo 1 se empleó para calcular la huella de tierra total y la tierra incorporada fue considerada como la diferencia. Una vez que se calculó la carga total de la tierra, se determinó la diferencia neta entre cada uno de los tres escenarios y las proyecciones usuales de negocio.

Resultados

En la Tabla 1, se presenta un resumen de los estudios incluidos en el análisis. En total 973 granjas divididas en 22 grupos de datos se incluyeron en el estudio, representando 7 países en un rango de años de 2007 a 2020.

relación entre la intensidad de producción y el uso de la tierra

En la Tabla 2, se muestran los datos resumidos de las características de las granjas.

relación entre la intensidad de producción y el uso de la tierra

Las granjas más grandes se encontraron en América, con un tamaño promedio de 300 ha en Ecuador y 1,156 ha en Honduras. Las intensidades medias de producción observadas en los datos tuvieron alta variabilidad.

En general, los valores más bajos para Litopenaeus vannamei se dieron en Ecuador y Honduras, mientras que el Penaeus monodon de India tuvo el valor más bajo. Las regresiones metanalíticas referidas como “modelos globales” se presentan en la Tabla 3.

relación entre la intensidad de producción y el uso de la tierra

El modelo 1 está en una escala In-In, lo que facilita la comprensión de la pendiente. En este caso, un aumento de 10% de intensidad de producción disminuirá el total de carga de tierra en 3.8%.

La relación entre el uso de la tierra y la intensidad de producción se muestra en la Figura 1.

relación entre la intensidad de producción y el uso de la tierra

El modelo 2 muestra que hay una disminución en la carga de tierra en el sitio de la granja proporcional al aumento de la intensidad de producción. En cada caso, la Q estadística para la heterogeneidad fue significativa, sugiriendo que existe una variación entre los estudios.

“El Modelo 3 se empleó para calibrar las intensidades de producción promedio necesarias para obtener objetivos de producción en el Escenario IV de uso futuro de la tierra.”

El uso actual de la tierra (incorporado y directo) en la camaronicultura se estimó alrededor de 3.9 millones de hectáreas a partir de los modelos.

Los resultados de los escenarios para atender las demandas futuras de producción se encuentran en la Tabla 4.

relación entre la intensidad de producción y el uso de la tierra

El escenario de negocio usual (BAU) (Escenario I) arrojó como resultado un aumento de ~2.1 millones de ha en la huella de tierra cuando la producción aumentó a 7.5 millones de t, y ~4.0 millones de ha cuando la producción aumentó a 10 millones de t.

La producción extensiva (Escenario II) tuvo como resultado aumentos netos en el uso de la tierra (~1.9 y 3.7 millones de ha, respectivamente) en comparación con el escenario BAU, y las expansiones intensivas dieron como resultado ahorros netos de tierra tanto en el escenario “solo intensivo” como en el de “sin expansión de la granja” (Escenario III y Escenario IV, respectivamente) (Figura 2).

relación entre la intensidad de producción y el uso de la tierra

Discusión

Los resultados del modelo de metanálisis mostraron que, en promedio, el uso total de la tierra disminuye un 3.8% por cada 10% de aumento en la intensidad de la producción.

La evaluación del uso del suelo favorece la expansión o intensificación de las operaciones de acuicultura intensiva en términos de ahorro de suelo, que posteriormente podría ser conservado.

“Las intensidades de producción alcanzadas en el escenario “sin expansión de granja” (Escenario IV), 5.76 y 7.94 t/ha de área de estanque para 7.5 millones y 10 millones de toneladas métricas respectivamente, no son niveles inalcanzables por acuicultores en un sentido práctico.”

Además, estos valores representan la intensidad promedio para cumplir con los objetivos y, por lo tanto, no todos los acuicultores necesitarían operar en estos niveles, ya que probablemente están desde el punto de vista técnico o práctico limitados por debajo de estos umbrales.

“Las estimaciones del valor promedio sirven a manera de intento por calcular el uso de la tierra, no como un valor definitivo.”

Sin embargo, debido a que las empresas de alimentos no están dispuestas a compartir sus formulaciones para evaluar la trazabilidad y el uso de recursos, la aproximación más cercana es un promedio de toda la industria basado en las dietas publicadas.

En todos los escenarios presentados, no se considera la conversión de granjas extensivas a intensivas.

relación entre la intensidad de producción y el uso de la tierra

Reducir el área de las granjas extensivas tendría, en los niveles actuales, un gran impacto en la conversión del suelo en la camaronicultura. En una base por toneladas, el uso promedio de la tierra para camarones osciló entre 0.57 a 1.16 ha/t, según los distintos escenarios presentados.

El uso de la tierra para granjas intensivas de camarones en los distintos escenarios fue menor que el promedio general de los escenarios con un rango entre 0.51 a 0.68 t/ha.

“Estos resultados respaldan la preservación de la tierra, especialmente si el objetivo es proteger áreas de alto valor como manglares y tierras costeras, importantes para bloquear los impactos del cambio climático.”

El cambio hacia una cadena de suministro de producción de camarón más intensiva permitiría flexibilidad en los minoristas y productores que buscan mejorar su “sostenibilidad”.

Cuando la mayor parte de la huella de suelo está en los ingredientes de los alimentos, como es el caso de la producción intensiva, los compradores podrían elegir dónde está su huella en la tierra.

“Casi la totalidad de la huella territorial de la acuicultura extensiva se encuentra en la zona costera, por lo que la mitigación no es posible ni factible sin el cese de operaciones en esas zonas. “

Además, el crecimiento futuro de la acuicultura del camarón podría producirse a expensas de las áreas de manglares en lugares como África, donde hay relativamente poca acuicultura, pero se espera un crecimiento.

Este estudio muestra que minimizar la expansión de la producción extensiva podría mitigar las pérdidas de los manglares en esas áreas.

Conclusión

Los resultados de la evaluación del uso de la tierra a partir de un enfoque metanalítico demuestran el uso de la tierra según los objetivos de producción establecidos, disminuye al aumentar la intensidad de la producción, y la huella en la tierra del cultivo de camarón se desplaza de las granjas a la tierra incorporada, que se emplea en la captación de ingredientes para producir el alimento a medida que aumenta la intensidad de producción.

Este estudio solo examinó la acuicultura del camarón; sin embargo, sus principios podrían aplicarse a cualquier especie cultivada en lo que se describiría como condiciones intensivas, especialmente en estanques donde el sistema de cultivo es similar al de los camarones, y es probable que existan suficientes datos en la literatura para comparar especies de acuerdo con este enfoque (por ejemplo, tilapia o bagre).

Esta es una versión resumida desarrollada por el equipo editorial de Panorama Acuícola Magazine del artículo “EXPLORING THE RELATIONSHIP BETWEEN PRODUCTION INTENSITY AND LAND USE: A META-ANALYTIC APPROACH WITH SHRIMP AQUACULTURE” escrito por ROBERT DAVIS – Auburn University, School of Fisheries, Aquaculture, and Aquatic Sciences, USA; ASH ABEBE – Auburn University, Department of Mathematics and Statistics, USA; CLAUDE BOYD – Auburn University, School of Fisheries, Aquaculture, and Aquatic Sciences, USA; AARON MCNEVIN-The World Wildlife Fund, District of Columbia, USA.
La versión original fue publicada en SEPTIEMBRE DE 2021 en JOURNAL OF ENVIRONMENTAL MANAGEMENT.
Se puede acceder a la versión completa a través de https://doi.org/10.1016/j.jenvman.2021.113719

CARGILL
CARGILL_Empyreal
PRILABSA
Megasupply
NRA
AQUASUR
ISFN
LAQUA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *