CARGILL
CARGILL_Empyreal
PRILABSA
Megasupply
NRA
LAQUA
AQUASUR
ISFN
Conceptos básicos de ciberseguridad para proteger tu empresa en Internet

Conceptos básicos de ciberseguridad para proteger tu empresa en Internet

CARGILL
CARGILL_Empyreal
PRILABSA
Megasupply
NRA
LAQUA
AQUASUR
ISFN

Por: Sarah Cornelisse*

¿Cuántas personas utilizan la computadora, a través de la cual accede a las cuentas financieras de su empresa? ¿Ha compartido su contraseña de Facebook, con algún empleado, para que publique en la página de la empresa? ¿Alguna vez has hecho clic en un enlace, de un correo electrónico, aunque no estabas seguro del remitente? Puede que pienses que no puede pasar nada grave, pero…

Confías en tu familia y en tus empleados, crees que tu empresa es pequeña y sin importancia en comparación con empresas como Amazon, PepsiCo o las entidades financieras.

Sin embargo, la industria agroalimentaria de todos los tamaños depende, cada vez más, de sistemas informáticos y sigue adoptando tecnologías inteligentes. Junto con la función vital de la industria, las empresas agroalimentarias son objetivos principales para los ciberdelincuentes.

Ejemplos recientes de violaciones de la ciberseguridad incluyen un ataque a JBS USA en 2021 y a Dole Food Company a principios de 2023 (Lyngaas, 2023).

 Conceptos básicos de ciberseguridad para proteger tu empresa en Internet

Aunque se trata de grandes empresas agroalimentarias, una consulta realizada en 2014 a agricultores de Illinois reveló que, algo más de la mitad de los encuestados, habían sufrido una brecha de seguridad informática, y casi la mitad, de esas brechas, se habían producido en el año anterior (Geil et al., 2018).

Los ataques exitosos tienen el poder de interrumpir las operaciones de producción e impactar negativamente en la cadena de suministro. Por ejemplo, considere las ramificaciones de una violación de la red en los registros necesarios, para la venta y el transporte oportunos, de sus productos.

Los ciberataques, también pueden provocar importantes pérdidas económicas. Los costos pueden acumularse, desde la necesidad de contratar especialistas para diagnosticar y solucionar el problema inmediato, compra o actualizaciones de software y sustitución del hardware dañado, hasta el pago de un rescate para recuperar el control de su sistema o el acceso a sus datos.

Por último, también hay consecuencias intangibles, como la pérdida de tranquilidad y el daño a la reputación.

Tipos de amenazas

Las principales amenazas a tener en cuenta son: ransomware, malware y phishing.
El ransomware, es un software malicioso, que permite a un pirata informático tomar el control de tu sitio web o de aspectos de tu sistema que están en línea y, al mismo tiempo, bloquearte.

El hacker suele ponerse en contacto con usted o dejarle un mensaje en algún lugar para que lo vea, exigiéndole dinero a cambio de devolverle el control. El pirata informático puede alterar su sitio web o aprovechar sus características, de forma que sus clientes se den cuenta para procurar el pago rápido, al tiempo que demuestra tener el control que reclama.

El malware, es un software malicioso, que usted puede o no notar. El hacker lo utiliza para capturar silenciosamente los datos que entran y salen de su red o sitio web, o lo utiliza para ejecutar su propio software desde su sitio web, en segundo plano.

En algunos casos, el malware se utiliza simplemente para alterar su sitio web sin ninguna razón específica.

 Conceptos básicos de ciberseguridad para proteger tu empresa en Internet

Tanto el ransomware como el malware, suelen utilizar fallos de seguridad en su sitio web, aplicaciones de software o alojamiento para introducirse. Mantener el software actualizado es fundamental para reducir las posibilidades de que se instale software malicioso.

Sin embargo, a veces, este tipo de programas pueden encontrarse dentro de copias infectadas de software que normalmente sería de confianza. Por lo tanto, es importante tener mucho cuidado y solo instalar software de manera directa de fuentes de confianza.

El phishing se produce cuando un atacante engaña a alguien para que facilite información personal o privada, como datos de contacto o números importantes (por ejemplo, seguridad social o información sobre tarjetas de crédito).

Los piratas informáticos emplean métodos para que sus intentos de obtener información parezcan oficiales o dignos de confianza. El phishing utilizará logotipos, textos, direcciones de correo electrónico y nombres de dominio copiados o muy similares a los de la empresa u organización real.

Evalúe las vulnerabilidades

Comprender los tipos de amenazas a los que se enfrenta su empresa, es solo el primer paso para protegerse. Es igualmente importante, evaluar sus sistemas y operaciones empresariales para identificar posibles vulnerabilidades. Al hacerlo, podrá desarrollar una estrategia defensiva y un plan de respuesta.

Empiece por sus empleados. ¿Son conscientes de los tipos de amenazas a la ciberseguridad que existen y de las áreas de la empresa que podrían ser puntos de exposición, como las comunicaciones por correo electrónico o las aplicaciones de software basadas en la nube? Si no es así, considere la posibilidad de desarrollar un programa de formación que incluya actualizaciones rutinarias.

“Los empleados que entienden la gravedad de un ciberataque en la empresa, estarán más dispuestos a seguir las mejores prácticas, como las que se describen en la siguiente sección.”

Evalúe cómo y quién utiliza las computadoras. ¿Las computadoras en red que se utilizan para gestionar operaciones o cuentas financieras, también se emplean para navegar por Internet? ¿Los miembros de la familia utilizan las computadoras de la empresa para fines ajenos a la empresa, como acceder a las redes sociales o jugar en línea?

Los equipos destinados para manejar información y sistemas sensibles, no deben utilizarse de manera que abran la puerta a un posible atacante.

 Conceptos básicos de ciberseguridad para proteger tu empresa en Internet

¿Es segura la red wifi de la empresa? Si permite que la familia o los empleados conecten dispositivos adicionales (teléfonos móviles personales, tabletas, etc.) a la red, esto proporciona otra vía para que un ciberdelincuente obtenga acceso. Esta misma situación se da si dejas tu red sin proteger.

Las contraseñas son otro punto de vulnerabilidad. La seguridad, o complejidad, de la contraseña es fundamental porque puede determinar la rapidez con la cual se puede descifrar. Los piratas informáticos utilizan la información obtenida mediante phishing u otros datos robados para hacer conjeturas.

También, pueden emplear programas especiales diseñados para probar combinaciones de palabras y caracteres hasta descubrir la contraseña correcta. Las contraseñas deben ser largas y contener una variedad de letras, mayúsculas, números y símbolos, evitando nombres y palabras para maximizar el tiempo que el software de descifrado de contraseñas puede tardar en encontrar su contraseña.

Las contraseñas débiles pueden descifrarse en cuestión de horas o días, mientras que las contraseñas seguras pueden tardar meses o años y requerir muchos recursos.

Pasos para protegerse

La mejor protección es crear una estrategia de ciberdefensa. ¿Qué puedes hacer para proteger tu empresa?

1. Nunca respondas a solicitudes de números de la seguridad social, números de cuentas bancarias u otra información identificable a través del correo electrónico.

2.Cree contraseñas seguras y guárdelas de forma segura. No deje una lista de contraseñas sobre su mesa o en un archivo del escritorio de su computadora. Considera la posibilidad de utilizar un gestor de contraseñas.

3.Instale a tiempo las actualizaciones críticas de software. Las actualizaciones llevan tiempo, a menudo requieren reiniciar las computadoras y están disponibles en momentos inoportunos, por lo que es fácil posponer su instalación. Pero los 5-10 minutos necesarios para instalar las actualizaciones, no serán nada en comparación con el tiempo y el dinero perdido por una brecha de seguridad.

4.Forme a los empleados para identificar vulnerabilidades, como el phishing de correo electrónico, y para aplicar las mejores prácticas, como el uso de contraseñas seguras.

5.Haga copias de seguridad periódicas. Tener una copia de seguridad de los datos significa tener algo a lo que puede recurrir, en caso de que un atacante se haga con el control o destruya los datos a los que logre acceder.

Tomar las medidas necesarias para proteger su empresa de forma continuada merecerá la pena. No solo se minimizará el riesgo, sino que también estará preparado para responder y recuperarse rápidamente en caso de que se produzca un ataque.

Sarah Cornelisse

La mención de nombres comerciales, no pretende discriminación alguna, ni implica ningún respaldo por parte de Penn State Extension.
Las referencias y fuentes consultadas por el autor en la elaboración de este artículo están disponibles bajo petición previa a nuestra redacción.
Sarah Cornelisse forma parte del equipo de extensión en emprendimiento agrícola y gestión empresarial en la Universidad de Penn State dentro del Departamento de Economía Agrícola, Sociología y Educación.
Sarah tiene experiencia en marketing directo, valor agregado, espíritu empresarial y marketing de productos alimenticios.
Se especializa en el uso de medios digitales y sociales para la producción agrícola, el marketing de empresas alimentarias, su planificación y toma de decisiones en negocios.
Es originaria del estado de Nueva York, tiene una licenciatura en matemáticas por la Universidad Estatal de nueva York y dos grados de maestría en Economía Agrícola y Ciencias Animales, ambos por la Universidad de Penn State.
Correo electrónico de correspondencia: sar243@psu.edu

CARGILL
CARGILL_Empyreal
PRILABSA
Megasupply
NRA
AQUASUR
ISFN
LAQUA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *