LALLEMAND
CARGILL_Empyreal
CARGILL

La compañía española Bioflytech comienza en Galicia su producción de harinas y grasas a partir de larva seca de mosca soldado negra

NICOVITA
AQUAMOL
Megasupply
PRILABSA
NRA

Panorama Acuícola informa:

En sus nuevas instalaciones, que consolidan a la empresa como uno de los líderes del sector a nivel mundial, se obtendrán harinas proteicas dirigidas a la industria acuícola

La compañía española Bioflytech ha comenzado la producción de harinas y grasas a partir de larva seca de mosca soldado negra en sus nuevas instalaciones ubicadas en Palas de Rei, en la Comunidad Autónoma de Galicia. Los productos de la empresa, que opera a través de su filial en Galicia, Alfaprogal, van dirigidos a la alimentación animal, principalmente piensos para el sector de la acuicultura y las mascotas.

Bioflytech ha iniciado la actividad tras convertirse en la primera empresa española de este innovador sector en obtener la autorización para producir, transformar y comercializar este tipo de productos. La larva seca de mosca soldado negra con la que se están poniendo a punto las líneas de renderizado y produciendo los primeros lotes de harinas y grasas procede de la otra planta que la empresa tiene en Fuente Álamo, en Murcia.

De forma paralela al inicio de la actividad, continúan las obras para ultimar las ocho naves que conforman el complejo y que incluyen la nave de producción, seis naves de engorde de las larvas y otra de almacenamiento del compost. También se está adecuando el entorno, ya que la parcela total cuenta con 140,000 metros cuadrados.

Las nuevas instalaciones de Palas de Rei se ponen en marcha tras obtener la autorización para la elaboración –mediante un proceso de secado– de los productos que componen el portfolio de la compañía y que se encuentran dirigidos principalmente a la alimentación animal, sobre todo pienso para mascotas y para el sector de la acuicultura.

Un antes y un después en la producción de harinas proteicas de insectos

Según resaltaron desde la compañía, la obtención de esta autorización ha sido posible gracias al trabajo de los técnicos implicados en el proyecto a todos los niveles, “desde los que trabajan en Bioflytech a los que forman parte de la Administración nacional, autonómica y local. Esto ha permitido lograr un hito que marca un antes y un después en la producción de harinas proteicas provenientes de insectos, donde el grupo Bioflytech es pionero”, dijeron.

Las nuevas instalaciones de Palas de Rei cuentan con tecnología de vanguardia para llevar a cabo la transformación de la larva seca procedente de la Comunidad murciana. Así, han entrado en funcionamiento una máquina de renderizado y otra de secado que permiten transformar el producto en harina.

También se ha puesto en marcha una segunda máquina de renderizado de diseño propio y única en el mercado, que permitirá fabricar harinas tailor made con porcentajes de proteína y grasas específicos en función de las demandas del cliente, y que está llamada a revolucionar el sector de la producción de harinas proteicas procedentes de insectos. A estas dos máquinas de renderizado se sumará en las próximas semanas una tercera.

Inversión de EUR 2.8 millones

Cuando se obtenga la autorización necesaria para ello, en Palas de Rei comenzará también el proceso de engorde de larva fresca, lo que permitirá producir 12,000 toneladas al año. Posteriormente, se acometerá una nueva fase de expansión de las instalaciones para llegar a producir 100,000 toneladas al año.

Por su parte, en las instalaciones de Fuente Álamo, en Murcia, no solo continuará la actividad, sino que está prevista una inversión de EUR 2.8 millones en el segundo semestre del año para aumentar la capacidad de producción de la hatchery que surte de huevos de larva a las instalaciones de Galicia.

En la actualidad, ese centro produce 180 kilos de huevos al mes, lo que supone un hito en el sector a nivel mundial, dada la complejidad de garantizar una producción estable y continua todo el año. El objetivo con esta ampliación, para la cual ya se han solicitado todos los permisos, es alcanzar los 350 kilos de huevos mensuales, algo inédito hasta la fecha. En esta primera planta de Bioflytech en Fuente Álamo se producen actualmente 4,000 toneladas anuales de larva fresca.

Cuatro productos principales

Moira Capital Partners adquirió en 2018 la mayor parte del capital de Bioflytech, creada en 2012 como una empresa biotecnológica. Un año después, se abrieron las instalaciones de Fuente Álamo, en Murcia.

Bioflytech obtiene de la mosca soldado negra principalmente cuatro productos: larva seca, harinas altamente proteicas, grasas y compost, obtenido como consecuencia de la biodigestión del material vegetal producido durante el proceso de engorde. Son las harinas proteicas las que están dirigidas a las industrias del petfood, acuícola y avícola.

AQUASUR
ISFN
LAQUA
EVENTO GLOBAL LEADERS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *