Cooperación científica franco-mexicana

Comparte este articulo...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
0Pin on Pinterest
Pinterest
0Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Las ciencias relacionadas con los océanos son uno de los principales temas de investigación del Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (Cibnor). Por este motivo, actualmente están gestionando una nueva colaboración entre varias instituciones mexicanas y francesas, entre las que destaca la Universidad de Bretaña Occidental (UBO), con la que pretende entablar una red internacional de investigación sobre problemáticas de los océanos.

El director de Gestión interinstitucional del Cibnor y miembro nivel III del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), el doctor Ilie Sava Racotta Dimitrov, mencionó que la cooperación internacional beneficia a ambos países porque fortalece las investigaciones científicas.

“Estamos en un mundo globalizado y nuestro grado de internacionalización va a repercutir de manera directa en la calidad de las actividades que estamos haciendo, ahí no hay duda, simplemente es una cuestión formativa. La cooperación internacional nos beneficia mutuamente, con herramientas, técnicas de trabajo y experiencias, con personas que complementan nuestras investigaciones. Esto nos abre puertas para colaboraciones futuras, para hacer investigaciones de mayor calidad, con recursos financieros internacionales, que aborden problemáticas globales”, afirmó Racotta Dimitrov.

Los especialistas de ambos países están concretando líneas de investigación relacionadas con la oceanografía, variabilidad ecológica y biología marina, biogeoquímica y cambio climático.

Estas serán sometidas ante el Conacyt y sus contrapartes francesas, el Centro Nacional para la Investigación Científica (CNRS, por sus siglas en francés) y el Instituto de Investigación para el Desarrollo (IRD, por sus siglas en francés), si son aprobados aumentarán los proyectos binacionales.

“La finalidad es estudiar temas concretamente en oceanografía física, química, biológica, así como de recurso pesquero; en cambio climático, evaluaciones y efectos del fenómeno en el ambiente marino; en relación con la biología y ecología marina; evaluaciones de los recursos marinos y el deterioro del hábitat, estrategias de conservación, entre otras. Asimismo, en biogeoquímica, nos enfocaremos en zonas de hipoxia en los océanos y sumideros de carbono azul, que es la gran capacidad del océano de captar carbono”, detalló Racotta Dimitrov.

Diecisiete años de colaboración binacional

Desde 2000 a la fecha, el Cibnor sostiene cooperaciones con instituciones francesas para el desarrollo de ciencia y tecnología —principalmente en el sector acuícola—, a través de esquemas de investigación conjunta, cotutorías de tesis, intercambio de expertos, movilidad estudiantil y organización de eventos científicos.

“En particular, con la Universidad de Bretaña Occidental y el Instituto Francés de Investigación para la Explotación del Mar (Ifremer), tenemos una relación de alrededor de veinte años; de investigadores actuales en Cibnor, que obtuvieron su doctorado en aquel país, investigadores del Cibnor, con doctorados conjuntos, que hemos hecho estancias posdoctorales en Francia, diversos proyectos, con fisiología de moluscos y peces principalmente, en relación con acuacultura y manejo pesquero de este tipo de especies”, mencionó Racotta Dimitrov.

Las áreas de cooperación técnica y científica entre Cibnor y la UBO son de acuicultura, patología de peces, nutrición de peces, cultivo de moluscos, biología de moluscos, genética de peces, cultivo de crustáceos, reproducción y fisiología de peces y moluscos, microbiología, toxicología, maricultura sostenible, monitoreo oceanográfico y conservación ambiental de los ecosistemas marinos y costeros.

“De 2013 a la fecha, se han fortalecido más las relaciones, porque ha habido más intercambio de investigadores, como de estudiantes. En particular, tenemos un investigador de la UBO que prácticamente está comisionado al Cibnor desde 2014. Asimismo, hemos enviado doctores a la UBO a realizar ponencias y talleres especializados”, recapituló Racotta Dimitrov.

Entre los proyectos que actualmente está desarrollando el Cibnor en conjunto con instituciones francesas, figuran: Conservación de la trucha dorada mexicana mediante el enfoque del paisaje genético; Respuesta fisiológica del molusco bentónico a variabilidad ambiental en los sistemas de surgencia; y Mejoramiento genético de camarón por heterosis, mediante una línea híbrida de alto desempeño en crecimiento y resistencia a enfermedades, entre otros.

“Teníamos un proyecto de calidad larvaria y ostión en el Parque Biohelis del Cibnor (en 2014), con la empresa Marimex del Pacífico, S.A. de C.V. Uno de los asuntos importantes era producir larvas en cantidad y con gran calidad, entonces estábamos analizando si era necesario mejorar la calidad de las larvas de ostión, cómo mejorarlas y, además, si eran adecuadas las prácticas que implementa la empresa en el cultivo de esta especie; este proyecto lo realizamos en colaboración con colegas de la UBO, en el que generamos recomendaciones para tener una óptima calidad larvaria y descartamos prácticas innecesarias”, ejemplificó Racotta Dimitrov.

Cicimar IPN trazando futuras líneas de investigación binacional

El Centro Interdisciplinario de Ciencias Marinas del Instituto Politécnico Nacional (Cicimar IPN) es otra institución mexicana que está gestionado futuras líneas de investigación, con instituciones francesas, relacionadas con las ciencias marinas y costeras.

La directora de Proyectos de Pelágicos Mayores del Cicimar IPN, profesora e investigadora de la institución y miembro SNI nivel II del Conacyt, la doctora Sofía Ortega García, mencionó que la ubicación que tiene el centro mexicano le permite desarrollar estudios en el golfo de California y Pacífico mexicano y es precisamente esta particularidad la que ha motivado el interés por concretar una colaboración binacional.

“Francia va a retomar la Isla Clipperton y quiere hacer investigación conjunta dada la ubicación de la isla, porque a los investigadores mexicanos nos queda más cerca que a ellos. Ellos montaron un laboratorio marino en la isla y siendo esta casi virgen en cuanto a investigaciones es importante que se lleven a cabo estudios multidisciplinarios y la idea es manejar proyectos relacionados con ciencias costeras y del mar”, explicó Ortega García.

“Estamos definiendo un proyecto de colaboración sobre la pesca de atún en la Isla Clipperton, queremos analizar las series de captura del atún en esa área para ver su variabilidad espacio temporal y cómo las variables ambientales han afectado esas capturas para analizar el evento ENSO (El Niño-Oscilación del Sur) en toda la serie de información que se obtenga”, continuó.

En la actualidad, los especialistas preparan los proyectos de investigación para someterlos a instancias binacionales a principios de este año.
Fuente: http://www.conacytprensa.mx/index.php/sociedad/politica-cientifica/19339-cooperacion-cientifica-franco-mexicana

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *