Producción acuícola puede fomentar la paz social ante crisis alimentaria en Oaxaca

Impactos: 141

Ante el riesgo de violencia por la falta de alimentos que traerá consigo la crisis económico-laboral, Anselmo López Villalobos propone fortalecer la gobernabilidad y gobernanza en Oaxaca, a través del desarrollo pesquero y acuícola.

Escrito por: Alfredo Martínez de Aguilar / NSS Oaxaca

Anselmo López Villalobos, líder de la Unión de Productores y de Organizaciones de la Industria Pesquera de Oaxaca, es un empresario con visión de futuro, profunda, como el océano Pacífico.

Ante el riesgo de violencia por la falta de alimentos que traerá consigo la crisis económico-laboral proponen fortalecer la gobernabilidad y gobernanza, a través del desarrollo pesquero y acuícola.

Afirma que impulsar la participación de pescadores y acuicultores catapultará sustancialmente la producción pesquera y acuícola y con ello, fortalecer la soberanía alimentaria y la paz social.

Resalta que evidentemente, al mismo tiempo, detonará la derrama económica y la generación de miles de empleos directos e indirectos, además de incrementar la autosuficiencia alimentaria.

Sin embargo, advierte que cuando disminuye la capacidad operativa, financiera y normativa gubernamental para dar respuesta, se pierde la gobernabilidad, ocasionando conflictos sociales.

El también presidente de la Alianza Pesquera y Acuícola de Oaxaca, Guerrero y Chiapas, filial de la Confederación Mexicana de Cooperativas Pesqueras y Acuícolas demanda apoyo gubernamental.

A la fecha no ha tenido respuesta la propuesta, presentada en febrero a Rafael Marín Mollinedo, titular del Corredor Interoceánico, y a Pedro Matar Orraca, representante del Gobierno de Oaxaca.

El documento analiza el escenario nacional y del Estado, así como las propuestas y alternativas de solución a los grandes problemas que actualmente padecen los pescadores oaxaqueños.

La atención a estas propuestas no representa la inversión de muchos recursos y sí, en cambio, un alto beneficio de gran impacto social, subraya el líder de 29 mil pescadores en 17 estados del país.

Anselmo destaca el potencial pesquero y acuícola de Oaxaca, cuyos factores físicos y biológicos propicia una variedad de ambientes óptimos para el desarrollo de la pesca y la acuacultura.

El dirigente de los tres estados pesqueros del sur de México lamenta que principios del siglo XXI la atención gubernamental federal y estatal disminuyó, y se perdió gradualmente la gobernabilidad.

El Estado mexicano administró los recursos marinos hasta la segunda mitad del siglo XX. La solidez de las instituciones mantuvo la gobernabilidad de la pesca, fortaleciendo el cooperativismo.

La pesca depende de los ecosistemas marinos. Su degradación o pérdida genera el agotamiento o colapso de los recursos pesqueros, por lo que urge su aprovechamiento sustentable.

La pesca y la acuacultura, se pueda detonar con una inversión total de 340 millones de pesos, con una aportación gubernamental de 320 millones y una aportación privada de 20 millones.

En pesquerías, plantea el compromiso entre el Rendimiento Máximos Sostenible (RMS) y las fuentes de empleo, lo que lleva a eficientar la “Zona de gestión tradicional” al tratar de incrementar el número de empleos en la pesca, incluso, más allá del MRS.

Considera que en la ‘‘Zona de nuevo consenso’’ son compatibles la preservación del ecosistema y el rendimiento económico (RE) si ambos se mueven hacia un menor esfuerzo pesquero, dadas las características particulares de Oaxaca por su ubicación geográfica y orográfica.

Con la producción de poblaciones estables y de mayor tamaño, los ecosistemas están menos perturbados que en la maximización biológica y, lo más importante, las ganancias son mayores.

El Desarrollo Sustentable de los Recursos Pesqueros y Acuícolas comprende el Plan de Manejo Pesquero del Golfo de Tehuantepec, a fin de normar el esfuerzo de pesca mediante prácticas responsables.

Y los Planes de Manejo en Sistemas Lagunares y Zonificación incluyen áreas de refugio, asegurar la apertura de bocabarras, control de los procesos de contaminación y asegurar aportes de agua dulce, mediante la construcción de infraestructura.

La estrategia, también incluye la Conservación y Restauración de Cuencas que alimentan a los sistemas lagunares, así como los Planes de Manejo de Especies Marinas Comerciales y Potenciales.

Los Proyectos Estratégicos impulsan el modelo de Mutualismo Acuícola, mediante la creación de una Granja Central y Famigranjas en la que se plantea una asociación tripartita, privada-social y gubernamental.

Los inversionistas privados son miembros de la “Alianza de Organizaciones, Productores, Acuacultores e Investigadores del Estado de Oaxaca, A.C.” y “Acuícola Ostro, S.A. de C.V”.

Ambas organizaciones son pioneras en el país en producción de cría masculinizada de tilapia; así como la “Promotora de Servicios para el Desarrollo, S.C.” y Productos Naturales y Artesanales de Antequera, S.C. de R.L. de C.V.

Su creación consiste en el desarrollo de Polos Acuícolas, asociados a los Polos de Innovación y Desarrollo para el Bienestar, compuestos por Módulos con una Granja Matriz, para el proceso de producción de 100 toneladas mensuales de tilapia.

Y 100 Granjas Acuícolas Sociales o Famigranjas, receptoras de una tonelada al mes de producción en vivo de la Granja Matriz, que comercializarán el producto a precio de menudeo, aprovechando las utilidades que anteriormente quedaban en manos del intermediario

Fuente:
https://www.nssoaxaca.com/2020/05/24/pesca-y-acuacultura-garantizan-paz-social-en-crisis-alimentaria/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat